Crece el consumo de Internet en el sector israelí ultraortodoxo

ultraortodoxos- Israel- coronavirus- internet
ultraortodoxos- Israel- coronavirus- internet

El fuerte impacto del coronavirus en vecindarios ortodoxos provocó un cambio de hábitos en el sector. Según una encuesta de la proveedora Bezeq, más de la mitad mantendrá el servicio luego de la crisis.

El sector más ortodoxo del judaísmo israelí, tradicionalmente reticente al uso de Internet o teléfonos celulares, se volcó masivamente a comprar online y comunicarse por videoconferencias desde el inicio de la crisis del coronavirus.
El uso de Internet es restringido por los rabinos ultraortodoxos para evitar la exposición de los fieles a material sexual explícito y otros contenidos objetables desde el punto de vista de estas corrientes religiosas.
Pero algunos vecindarios ortodoxos densamente poblados, especialmente la ciudad de Bnei Brak, sufrieron fuertes brotes de COVID-19, lo que provocó fuertes restricciones de movimiento y un aumento en la conectividad.

Bezeq, el mayor grupo de telecomunicaciones de Israel, indicó que en estas áreas del país el tráfico online aumentó un 40%. Y tras una encuesta realizada en un nicho de clientes ortodoxos detectó que más de la mitad de este sector de la población continuará utilizando Internet cuando la pandemia haya quedado atrás.

La misma empresa informó que el 8% de sus nuevos clientes son judíos ultraortodoxos, el triple del promedio anual. «Es uno de los procesos más rápidos de adopción de Internet que hemos visto», aseguró Keren Leizerovitch, vicepresidente de marketing e innovación de Bezeq.
«Vemos en nuestra encuesta que los ultraortodoxos continuarán utilizando estas herramientas incluso después del final de la crisis, por lo que estamos hablando de un cambio profundo que puede afectar su forma de vida, expandir la conexión con la población en general y contribuir a la economía crecimiento», agregó Leizerovitch.

Gilad Malach, jefe del departamento ultraortodoxo del Instituto de Democracia de Israel, señaló que en este sector de la población “el daño por no usar Internet fue claro” durante la crisis del coronavirus. “Muchos se dieron cuenta que no estaban al tanto de la situación como otros israelíes”, contó.
Según estimaciones del instituto, casi el 60% de los judíos ultraortodoxos utilizan Internet, en comparación con un 50% anterior al brote. “Y no solo para visitar sitios sobre religión, sino también noticias generales» explicó Malach sobre un tipo de contenido que muchos rabinos siempre han desalentado dentro de sus comunidades.

Ynet en español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here