Al estar cerradas las Mezquitas, los musulmanes rezan en los estacionamientos por el Ramadán

Ramadán, rezo. coronavirus- estacionamientos
Ramadán, rezo. coronavirus- estacionamientos

Poco después del atardecer, musulmanes en la antigua ciudad portuaria de Jaffa llenaron silenciosamente un estacionamiento vacío para las plegarias de Ramadán, después de que el brote de coronavirus forzara el cierre de mezquitas en Israel y los territorios palestinos.
Todos los años, los musulmanes llenan los santuarios de la era otomana de Jaffa para los rezos de la tarde durante la festividad del mes de ayuno antes salir por la ciudad vieja y hacer caminatas por el paseo mediterráneo.

Pero con las mezquitas cerradas, debido a la pandemia, los devotos están improvisando, reuniéndose en amplios espacios abiertos y rezando fuera del recinto de mezquitas Al-Aqsa en Jerusalén.

Con alfombras de plegaria y barbijos, decenas de musulmanes en Jaffa usaron estacionamientos como marcadores de distancia en la noche del domingo mientras se congregaron para las plegarias de Tarawih, llevadas a cabo después de que los devotos rompan el ayuno del día.
“Queremos sentir que es Ramadán, a pesar de la pandemia de coronavirus”, dijo Tarek Ghazi, que lidera un comité islámico en Jaffa que ayudo a organizar los rezos en estacionamientos.

Voluntarios del comité vistieron chalecos reflectantes y se ubicaron alrededor del perímetro del estacionamiento para asegurarse de que los devotos se mantengan a una distancia segura, siguiendo las directivas del Ministerio de Salud.

Un imam recitaba versos del Corán a través de un altoparlante y la congregación respondía “amén”.
El Ministerio de Salud reportó el martes por la mañana 208 muertes relacionadas con el virus y 15.589 infecciones confirmadas. Oficiales palestinos han reportado dos muertes y 342 casos en Cisjordania y en la Franja de Gaza.
En Jerusalem, los musulmanes han tomado los callejones de la Ciudad Vieja para rezar tan cerca como puedan del recinto de mezquitas Al-Aqsa en Jerusalem, donde una prohibición de rezar se extendió al mes de Ramadán.

En un año normal, miles de palestinos y peregrinos del exterior se reunirían adentro y alrededor de los sagrados santuarios del recinto, construidos en el lugar donde los musulmanes creen que ek profeta Mahoma ascendió al cielo.

“Me siento impotente frente a esta enfermedad”, dijo Abu Belal Abu Senanah, un residente de la ciudad antigua, mientras rezaba fuera de la explanada sagrada.
Jerusalén y otras ciudades alrededor de Israel y los territorios palestinos tienen sitios sagrados para el judaísmo, cristianismo y el islam, y las tres religiones han tomado precauciones contra el coronavirus.

Ynet en español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here