Aprueban política en Israel para retener los cuerpos de todos los terroristas

Benny Gantz
Benny Gantz

Israel podrá retener los cuerpos de quienes cometan ataques aunque no sean afiliados al grupo terrorista Hamás.

Benny Gantz, ministro de Defensa, impulsó esta medida porque creía que ayudaría a recuperar a los cautivos israelíes.

Hamás ha mantenido cautivos durante varios años a los israelíes Avera Mengistu e Hisham al-Sayed. También los cuerpos de los soldados Hadar Goldin y Oron Shaul.

“No devolver los cuerpos de los terroristas constituye parte de nuestro compromiso de mantener la seguridad de los ciudadanos de Israel. Además, por supuesto, de traer a los muchachos a casa. Sugiero a nuestro enemigo que comprenda e interiorice el mensaje”, afirmó Gantz.

Jóvenes israelíes asesinados: Avera Mengistu, Hisham al-Sayed, Hadar Goldin y Oron Shaul
Jóvenes israelíes asesinados: Avera Mengistu, Hisham al-Sayed, Hadar Goldin y Oron Shaul

La política israelí anterior era solo retener los cuerpos de los terroristas de Hamás para un posible intercambio de prisioneros con el grupo terrorista.

Si retener los cuerpos de los atacantes es una política efectiva es tema de debate dentro del establecimiento de seguridad. Algunos creen que le da a Israel más influencia en las negociaciones con Hamás, además de actuar como un elemento disuasorio contra los ataques. Otros lo ven como ineficaz y basado en un terreno legal inestable.

Los cuerpos de más de 50 palestinos muertos mientras presuntamente cometían actos terroristas están en manos de las FDI. En 2019, el Tribunal Superior dictaminó que las FDI podrían mantener bajo custodia los cuerpos de presuntos terroristas con el fin de garantizar la seguridad nacional, como utilizar los restos de los terroristas de Hamás como moneda de cambio en un eventual intercambio con el grupo terrorista con sede en Gaza.

La decisión histórica revirtió una sentencia anterior, en la que el Tribunal Superior anuló la práctica por un tecnicismo. Gantz dijo que la nueva decisión era parte de un “extenso aparato de disuasión”.

Sin embargo, el Tribunal Superior dictaminó específicamente que la disuasión no es una razón legítima para retener los cuerpos terroristas.

La nueva política podría aplicarse a “cualquiera que mató, hirió o poseyó un arma”, con algunas excepciones.

Es probable que la política de Gantz se enfrente a un desafío en el Tribunal Superior. La organización palestina Adalah dijo que la práctica estaba “claramente impulsada por un deseo de venganza”.

“La política de utilizar cuerpos humanos como moneda de cambio viola los valores universales más básicos y el derecho internacional que prohíbe el trato cruel e inhumano”, aseveró Adalah.

 

Vía Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here