Exenciones en Israel para los encargados de tocar el Shofar en Rosh Hashaná

El Shofar en Rosh Hashaná
El Shofar en Rosh Hashaná

Todas las personas podrán rezar y escuchar el shofar en Rosh Hashaná a pesar del confinamiento. Esto se debe a que los ministerios de Asuntos Religiosos y Salud han organizado permisos especiales de viaje para cantores y tocadores del shofar.

El comisionado del coronavirus, el profesor Ronni Gamzu, aprobó el protocolo.

“La necesidad de permitir el viaje de estas personas es crítica para cumplir con las mitzvot de las festividades”. Así lo dijo el director general del Ministerio de Asuntos Religiosos, Oded Fluss.

El ministerio publicará en su sitio web (www.dat.gov.il) un formulario para sea llenado por ellos. El mismo será aprobado por el ministerio. Una vez aprobado, quienes toquen el shofar en Rosh Hashaná, podrán traer el formulario con ellos si son detenidos por un inspector.

Además, el ministerio dijo que se trabajó con las autoridades locales para asegurar que puedan habilitar suficientes espacios exteriores e interiores para las oraciones del Alto Día Santo, sin dejar de seguir las restricciones del Ministerio de Salud.

El ministerio reveló un esquema especial para las oraciones del Santo Día, aprobado por el gobierno, a principios de esta semana.

En todas las áreas abiertas, la gente puede rezar sin obstáculos, pero en cápsulas de sólo 20 personas.

Leer más: El Shofar sonó en Abu Dhabi

En las zonas rojas, de las cuales hay ahora alrededor de 70, se permitirá rezar en estructuras cerradas en grupos de hasta 10 personas. El número de grupos permitidos en una zona cerrada estará en función del número de entradas a la estructura. Las dos primeras entradas multiplicadas por tres cada una. Cada entrada adicional multiplicada por dos – a condición de que se mantenga la proporción de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio.

Por ejemplo, en una casa de oración en una zona roja que tiene 250 metros cuadrados y dos entradas, será posible rezar en seis cápsulas de 10 personas cada una. Diez personas en cada cápsula y dos entradas por tres dan 60 personas para la estructura. Así mantiene la proporción de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio.

En una estructura de 500 m2 con cinco entradas, 12 cápsulas de 10 personas cada una podrán rezar (2 entradas por 3 + 3 entradas por 2). Para una estructura de 70 metros cuadrados con una entrada, una cápsula de 10 personas podrá rezar debido a las limitaciones del lugar, ya que dos cápsulas requieren 80 metros cuadrados de espacio.

En todas las demás zonas, se permitirá la oración en grupos de hasta 25 personas. El número permitido de grupos en un espacio cerrado será el doble del número de entradas a la estructura, siempre que se mantenga la proporción de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio.

Por ejemplo, una casa de oración en un área amarilla de 400 metros cuadrados y con dos puertas de entrada, podrá tener cuatro cápsulas de 25 personas cada una. En ese lugar irían 25 personas en cada cápsula. Dos entradas multiplicadas por dos cápsulas dan 100 personas en la estructura. Esto es así siempre y cuando se mantenga la proporción de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio.

Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here