El primer vuelo comercial directo entre Israel y Marruecos llegó a Rabat

Llegó a Rabat, capital de Marruecos, el primer vuelo directo desde Israel
Llegó a Rabat, ciudad de Marruecos, el primer vuelo directo desde Israel
El primer vuelo comercial directo entre Israel y Marruecos aterrizó este martes en la ciudad de Rabat. La comitiva está liderada por Jared Kushner, asesor de Donald Trump y, también, por Meir Ben-Shabbat, asesor de Seguridad Nacional de Israel.
Poco después de la llegada del vuelo, el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, entabló una conversación telefónica con la comitiva. En ese llamado, los felicitó y deseó éxito, además de celebrar la “nueva era de paz” entre Jerusalén y los países árabes.
Está previsto que la delegación pase menos de un día en Marruecos, manteniendo reuniones de alto nivel con funcionarios marroquíes, incluido el rey Mohamed VI.
A su vez, la delegación estaba programada para permanecer en Marruecos hasta mañana por la tarde. Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, Lior Haiat, dijo durante una sesión informativa el martes que partiría durante la noche. Dicho motivo está relacionado a llegar a Israel antes de que la nueva norma gubernamental de cuarentena obligatoria entre en vigor.
Tras el encuentro con el rey, la delegación dará declaraciones a la prensa y firmará acuerdos bilaterales sobre aviación, finanzas, agua y visas, según Haiat.
A continuación, los funcionarios israelíes mantendrán reuniones de trabajo con sus homólogos marroquíes. Ben-Shabbat, que dirige el viaje del lado israelí, dijo que estas incluirían acuerdos sobre aviación, turismo, salud, agua, agricultura y otros temas.
Ben-Shabat, hijo de padres nacidos en Marruecos, dijo que la paz está “estallando ante nuestros ojos”. Hizo sus comentarios en la pista del Aeropuerto Ben-Gurión, frente al avión poco antes de partir desde Israel, que estaba pintado con un símbolo de una hamsa, la imagen de una mano popular como símbolo de buena suerte en ambos países.
Jared Kushner, asesor principal de Trump, manifestó que espera que los lazos renovados entre Israel y Marruecos creen una relación muy cálida. Tal como la que se está desarrollando entre Jerusalén y Abu Dabi, luego de un acuerdo de normalización firmado a principios de este año.
“Mi esperanza es que este vuelo de hoy a Marruecos produzca el mismo impulso”, dijo Kushner.
Kushner, quien lideró en gran medida los esfuerzos de Trump en Medio Oriente, afirmó que el presidente de EE. UU. trató de crear una política “racional” basada en objetivos comunes. Aparentemente, refiriéndose a acuerdos comerciales y preocupaciones compartidas sobre la amenaza de Irán.
El embajador de EE. UU. en Israel, David Friedman, contó que cada acuerdo de normalización entre Jerusalén y un país árabe han representado un cambio importante en la región.
“Cada acuerdo de paz se sostiene por sí solo. Cada uno debe celebrarse. Juntos representan un cambio radical en el Medio Oriente”, agregó.
Es por esto, que el vuelo de Tel Aviv a Rabat se considera altamente simbólico después de que Marruecos anunció el pasado 10 de diciembre su intención de establecer relaciones diplomáticas formales con Israel.
De esta forma, Marruecos se convirtió este año en el cuarto Estado árabe en normalizar los lazos con Israel bajo acuerdos negociados por EE. UU. Ya lo había hecho los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán,
«La normalización con Marruecos traerá un nuevo conjunto de oportunidades para el norte de África y todo el Medio Oriente“, aseguró Kushner el pasado lunes en Jerusalén.
Y sumó: “Nuestros esfuerzos colectivos han llevado al nacimiento de un nuevo Medio Oriente. En el que los primeros acontecimientos y los avances ahora ocurren casi todos los días”.
Hablando después de Kushner, Netanyahu elogió lo que denominó una “revolución” comercial desatada por el acuerdo de normalización negociado por EE. UU. entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, que prometió se extendería a Marruecos.
“Todos están ocupados abrazando a todos los demás, y están ocupados haciendo negocios juntos”, dijo sobre los israelíes y emiratíes.
“Y ahora va a pasar lo mismo en Rabat y Casablanca. Sí, los israelíes han estado allí antes, pero con vuelos directos, será algo completamente diferente”.
Marruecos, quien mantuvo lazos de bajo nivel con Israel en la década de los años 90, cerró su oficina diplomática en Tel Aviv en el año 2000, al comienzo de la segunda intifada palestina.
El rey Mohamed VI ha dicho que Marruecos seguirá siendo un defensor de los palestinos. Pero los palestinos, como el Polisario, han llorado y condenado el anuncio de normalización entre Rabat y el Estado judío.
Mientras que, Marruecos es el hogar de la comunidad judía más grande del norte de África. Ha estado allí desde la antigüedad y creció con la llegada de los judíos expulsados ​​de España por los reyes católicos desde 1492.
Llegó a unos 250.000 a finales de la década de 1940, el 10 por ciento de la población nacional. Luego, muchos judíos se marcharon tras de la fundación del Estado de Israel en 1948.
En la actualidad, unos 3.000 judíos permanecen en Marruecos y la comunidad de Casablanca es una de las más activas del país. Mientras que Israel es hogar de unos 700.000 judíos de origen marroquí.
Aunque los lazos entre los dos países se suspendieron en el año 2000, el comercio entre Israel y Marruecos se mantuvo en pie.
Entre 2014 y 2017 el volumen de intercambios comerciales se situó en 149 millones de dólares, según estadísticas publicadas por los periódicos marroquíes.
Vía Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here