Operan exitosamente del corazón en Israel a un niño etíope de 6 años

Biniyam Tesfahun Maru
Biniyam Tesfahun Maru

Biniyam Tesfahun Maru, un niño etíope de 6 años, se sometió con éxito a una cirugía a corazón abierto en Israel.

La operación se llevó a cabo en el Hospital de Niños Sylvan Adams, en el Centro Médico Wolfson, afirmó un portavoz de la ONG israelí Save a Child’s Heart (SACH).

El Dr. Lior Sasson, jefe de la Unidad de Cirugía Cardíaca Pediátrica de Wolfson y el cirujano que operó a Biniyam, afirmó: «Estamos muy contentos de que nos trajeran a Biniyam a tiempo para corregir su defecto cardíaco. Salvamos su vida y le permitimos crecer como todos los demás niños».

Después de que todos, excepto unos pocos vuelos seleccionados al aeropuerto Ben-Gurion, fueron suspendidos en enero debido a la aparición de nuevas variantes alarmantemente infecciosas de COVID-19, SACH pudo organizar que el niño etíope volara a Israel a través de un vuelo especial de inmigración de la Agencia Judía.

El 12 de febrero viajó, pero tuvo que hacerlo sin la madre, Shashitu Andebrt Tizalu, quien dio positivo de coronavirus. Tuvo que esperar más de dos semanas para recuperarse, más dos semanas de cuarentena. Finalmente el 8 de marzo se reencontraron, días antes de que lo hospitalizaran.

El niño etíope de 6 años fue operado con éxito en Israel
El niño etíope de 6 años fue operado con éxito en Israel

El mes de diferencia afectó enormemente tanto a Biniyam como a su madre, dijo Tamar Shapira, subdirectora de SACH.

Cuando se le preguntó cómo fue abordar el vuelo sin su madre, Shapira expresó: «No fue fácil para él. Biniyam tuvo a su madre hasta el último segundo y luego, de repente, le dijeron que abordara el vuelo solo».

Shapira dijo que el niño tuvo mucho apego con Shira, una guía de la Agencia Judía Etíope-Israelí que lo escoltó durante el vuelo y lo cuidó durante la cuarentena, diciendo que se había convertido en «uno de sus propios hijos».

«Se encariñaron mucho y, cuando terminaron la cuarentena, tuvo que volver con su familia, tiene sus propios hijos», manifestó Shapira. «Se lo tomó muy en serio».

Shashitu expresó su agradecimiento a SACH por recibir a su hijo y tratar exitosamente su condición cardíaca de forma gratuita.

SACH es una organización humanitaria, con sede en Israel, que trabaja internacionalmente para salvar las vidas de niños de países socios con sistemas de salud desfavorecidos.

 

Vía The Jerusalem Post

2 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here