Autoridad Palestina declara a dos ONG israelíes como “grupos terroristas”

Mahmoud Abbas
Mahmoud Abbas

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) designó el domingo a dos ONG israelíes como entidades terroristas.

Se estima que es una represalia por una medida similar que tomó Israel. Es que la semana pasada, el ministro de Defensa, Benny Gantz, ilegalizó seis grupos palestinos afiliados al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP). Los designó como organizaciones terroristas.

El FPLP es considerado por varios países como una entidad terrorista, incluidos Israel, Estados Unidos y la Unión Europea.

Por su parte, la Autoridad Palestina y las organizaciones internacionales de DD.HH. denunciaron la medida contra los grupos como “una importante escalada de la represión del activismo político en los territorios ocupados que lleva décadas”, y fue igualmente criticada por EE.UU. y la UE.

El domingo, los sindicatos de trabajadores afiliados a la OLP dieron una designación similar a las ONG israelíes, declarándolas organizaciones terroristas. Se trata de NGO Monitor y Regavim, con sede en Jerusalén, citando su “colaboración con el Shin Bet y el gobierno de la ocupación”.

NGO Monitor es un grupo de vigilancia que analiza e informa sobre la producción de la comunidad internacional de ONG desde una perspectiva pro-israelí; Regavim es una ONG de derechas que vigila la construcción ilegal palestina en la zona C de Judea y Samaria y emprende acciones legales para detenerla.

Una declaración conjunta de los grupos palestinos instó además a todas las instituciones y ONG internacionales a romper los vínculos con ambos grupos.

“Espera, ¿significa esto que ahora podemos recibir fondos de la Unión Europea?”, bromeó NGO Monitor en un tweet tras el anuncio de la OLP. Hizo alusión al hecho de que los grupos recientemente ilegalizados por Israel reciben donaciones de varias instituciones europeas.

Regavim, por su parte, dijo estar “orgullosa de ser llamada ‘organización terrorista’ por la Autoridad Palestina”.

“Pagar salarios a terroristas convictos que asesinaron a cientos de hombres, mujeres y niños es un acto de terror. La acción legal, mediática y parlamentaria con el objetivo de desenmascarar a estos grupos terroristas y su plan para apoderarse ilegalmente de tierras israelíes es activismo civil”, afirmó el grupo. Además, prometió continuar con su trabajo.

Vía Arutz Sheva / Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here