Bares y restaurantes israelíes boicotean el vodka ruso

Bares y restaurantes israelíes boicotean el vodka ruso
Bares y restaurantes israelíes boicotean el vodka ruso
Las ventas de marcas de vodka ruso han caído precipitadamente en las últimas semanas a medida que los bares y restaurantes israelíes se unen a un esfuerzo global para boicotear a Moscú en protesta por su invasión de Ucrania.
 
Uno de los negocios que dejaron de ofrecer la bebida de fabricación rusa a sus clientes es Vikings. Es un restaurante que se especializa en cocina de Europa del Este y ha estado operando en Tel Aviv durante dos décadas.
 
«Ya no vendo vodka hecho en Rusia, ése es mi acto de protesta», señaló Viki Zikov, de 62 años. También contó que nació en Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania y blanco de incesantes bombardeos rusos en las últimas semanas.
 
«No tengo nada en contra del pueblo ruso, pero mi familia y yo venimos de Járkov. Nuestra ciudad se ha ido, simplemente fue borrada del mapa», dijo con voz temblorosa. La madre, el hijo, la nuera y el nieto de Zikov todavía viven en el corazón de la ciudad sitiada, informó Ynet.
Leer más – El drama de los judíos ucranianos que todavía no lograron escapar
«Mi familia vive justo en el centro de la ciudad, están dentro de la casa y no pueden salir ni huir. No hay combustible, las carreteras están cerradas o bombardeadas por misiles», añadió.
 
«Un misil cayó a menos de 500 metros (0,3 millas) de distancia de la casa. Nadie pensó que la invasión realmente sucedería. Es el siglo XXI, pensábamos que el mundo estaba cuerdo. Esta mañana, mi nuera salió a comprar pan, pero los estantes están completamente vacíos y todo fue saqueado. Y ahora con los rusos en la ciudad, hay un toque de queda y tienen miedo de salir. Estoy muy preocupado porque no les queda nada para comer», señaló preocupado por la suerte de su familia.
 
«También vi imágenes que mis amigos en Ucrania me enviaron, y estoy horrorizado. Hablé con una amiga con la que fui a la universidad, y me dijo que no sabe qué hacer. Tiene 65 años y su madre tiene 90 años y está en silla de ruedas, y no tienen a dónde correr. Me envió una foto de su edificio, y la mitad había sido destruido», narró.
Leer más – En dos horas, tres ataques antisemitas en tres escuelas de Toronto
Los expertos creen que la caída en las ventas continuará acosando a las marcas rusas cuanto más se prolonguen los combates en Ucrania.
 
«Las marcas rusas de vodka están en mal estado y ya están experimentando una caída de hasta el 18% en las ventas». Así contó Carmen Bryan, analista de consumo de la empresa encuestadora Global Data.
 
«Un conflicto a largo plazo no sólo afectará las ventas inmediatas, sino que también puede llevar a un rechazo completo de los productos rusos a largo plazo», agregó.
 

Un importador israelí de vodka dijo que simpatizaba con la causa detrás del boicot. No obstante, manifestó el daño estaba más dirigido a dañar a los civiles comunes tanto en Rusia como en Israel que al propio gobierno ruso.

«Si bien entendemos el boicot de los productos rusos, debemos señalar que la invasión de Ucrania es un acto del gobierno ruso. El boicot de nuestro vodka no daña en absoluto al gobierno ruso, pero sí perjudica a una familia rusa que produce la bebida. También a una familia israelí que tiene el sueño de proporcionar un excelente vodka ruso a un precio razonable», dijo el importador, que pidió mantener el anonimato. 

«Cada pequeña ganancia que obtenemos se queda en Israel. Con ella pagamos a nuestro equipo de marketing promociones de ventas, anuncios en redes sociales y muchos otros proveedores de servicios. Somos los únicos afectados por la disminución del consumo de vodka. Rusia nunca lo sentirá y [el presidente ruso Vladimir] Putin seguramente no lo sentirá», agregó.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here