Carta de la DAIA a la Canciller Malcorra expresando malestar por votación en la Unesco

 La DAIA le entregó en mano una misiva a la Canciller Susana Malcorra expresando  la preocupación de la comunidad judía argentina por la decisión adoptada por parte de la República Argentina, de votar afirmativamente la Resolución de la UNESCO 199 EX/PX/DR.19.1 bajo el título “Palestina Ocupada”, en la 199º Reunión del Consejo Ejecutivo de ese organismo que se celebrara en París.

Sra. Ministro de Relaciones Exteriores y Culto

de la República Argentina

Ing. Susana Malcorra

Esmeralda 1212, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

S                             /                                         D

De nuestra mayor consideración:

                                                  Nos dirigimos respetuosamente a usted a fin de expresarle la preocupación y malestar de la DAIA, y de la comunidad judía argentina que representamos, por la decisión adoptada por parte de la República Argentina de votar afirmativamente la Resolución de la UNESCO 199 EX/PX/DR.19.1, bajo el título “Palestina ocupada”, en la 199º reunión del Consejo Ejecutivo de ese organismo que se celebrara en París.

                                                  Como ciudadanos argentinos judíos nos resulta incomprensible que nuestro gobierno, que permanentemente ha dado inconfundibles muestras de profundo respeto a todas las expresiones religiosas y en particular a nuestras tradiciones milenarias respalde un documento que pretende negar la  histórica e indisoluble ligazón del pueblo judío con los lugares sagrados a los que se refiere dicha resolución.

                                                  Nuestros ancestros visitaron el Monte del Templo hace 3800 años. Los dos Templos del pueblo judío estuvieron presentes en ese preciso lugar durante 1000 años. El Rey David estableció a Jerusalem como capital hace 3000 años. Desde entonces, cada judío en el mundo ha elevado sus oraciones con su mirada dirigida al Monte del Templo, al Muro Occidental, el Kotel.

                                                   Resulta lamentable que la UNESCO, la entidad global que tiene la misión de preservar la herencia cultural de la humanidad, en toda su diversidad, haya impulsado una declaración que falsea la historia y ofende las creencias y tradiciones de todo un pueblo, al mismo tiempo que injustamente llama “potencia ocupante” al Estado de Israel, una nación que mantiene un vínculo histórico con un territorio y sus lugares sagrados desde hace miles de años, más allá de las diferencias que puedan suscitarse por problemas puntuales y que pueden encontrar soluciones específicas.

                                                   Sra. Ministro, manifestamos nuestra convicción que la decisión adoptada por nuestra Cancillería constituye un lamentable error que lesiona sentimientos y valores muy profundos, y que no constituirá mas que un episodio circunstancial que no represente la política exterior de nuestro país.

                                                   Aprovechamos para saludar a la Sra. Canciller con las expresiones de nuestra mayor consideración y particular estima.

               Santiago Kaplun                                                   Ariel Cohen Sabban

              Secretario General                                                       Presidente

Fuente: Prensa DAIA

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí