El Senado de Estados Unidos sancionará a quienes colaboren con Hezbollah

Un grupo de senadores republicanos y demócratas presentó un proyecto en el que solicita al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que envíe una lista con los financistas y colaboradores de la milicia chiíta Hezbollah para proceder a la aplicación de sanciones, entre otros puntos.

La iniciativa, presentada esta semana por Jeanne Shaheen y Marco Rubio, hace hincapié en la necesidad de que el resto de las naciones también tomen medidas contra Hezbollah, calificado por Departamento de Estado de los EEUU como grupo terrorista.

El proyecto del Senado insta a sancionar a las instituciones financieras –incluidos bancos centrales– que se hayan visto involucradas en las actividades ilícitas de Hezbollah, ya sea porque permitieron el lavado de dinero o porque facilitaron la provisión de recursos para el canal de propaganda de los terroristas, Al-Manar TV, entre otros.

También pide al Poder Ejecutivo agregar a Hezbollah a la lista de narcotraficantes o del crimen organizado internacional más amenazantes para los EEUU, con el fin de que el Gobierno disponga de un mayor número de autoridades que vigilen los pasos del grupo terrorista, de origen libanés.

Por otro lado, establece un plazo de 90 días para que el Ejecutivo envíe al Congreso un listado de todos los países en los que Hezbollah tiene extendidas sus redes logísticas y de aquellos países en los que Hezbollah o sus colaboradores financian o lavan dinero de la milicia chiíta.

El artículo 104, de acuerdo con el sitio Al Monitor, indica que el Presidente deberá informar cuáles son los países que están tomando las medidas adecuadas para evitar el accionar de Hezbollah dentro de sus fronteras. En los casos en los que las medidas estén fracasando, los EEUU deberán aconsejar cómo remediarlas.

El proyecto bipartidista complementa una iniciativa que ya fue presentada por la Casa Blanca, denominada The Hezbollah International Financing Prevention Act of 2014, aunque según sus autores agrega la figura de los sectores de la sociedad civil que también colaboren con Hezbollah.

«Hezbollah es una de las organizaciones terroristas más peligrosas del mundo y debemos bloquear su acceso a apoyos financieros y logísticos», aseguró la senadora Shaheen. «Además de ser responsable del asesinato de cientos de ciudadanos estadounidenses, Hezbollah continúa apoyando el terrorismo y la desestabilización de Medio Oriente, particularmente a través del respaldo al brutal régimen de Bashar Al Assad en Siria. Esta legislación dejará en claro que quienes apoyen a Hezbollah tendrán consecuencias», consideró.

«Desde Medio Oriente hasta nuestro hemisferio, Hezbollah –con el apoyo de Irán– ha amenazado a los EEUU, a nuestros aliados y a nuestros intereses», sostuvo, por su parte, Rubio. «Esta ley dejará en evidencia a quienes financien las distintas actividades ilícitas de Hezbollah y permitirá a los EEUU usar las herramientas adecuadas para que esas redes dejen de existir», añadió.

Junto con Rubio y Shaheen, los coautores del proyecto son Bob Casey, Kelly Ayotte, Ben Cardin, James Risch, Ed Markey, John Cornyn, Kristen Gillibrand y Lindsey Graham. La iniciativa de la Casa Blanca lleva la firma de Mark Meadows y Brad Schneider.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here