Básquet: Mirá el video de la consagración de Maccabi Electra en la Euroliga

El conjunto israelí obtuvo por sexta vez la corona de campeón de la Euroliga al derrotar como visitante a Real Madrid por 98 a 86, en la prórroga. El base Turese Rice fue una de las figuras de la final con 26 puntos.

La afición del Maccabi tiñe de amarillo las gradas
El Real Madrid era el local en la final pero parecía que se jugara en el propio Israel. El pabellón Mediolanum de Milán estaba teñido de amarillo debido a la superioridad de los aficionados de Maccabi. Ese empuje lo notó el equipo dirigido por David Blatt que supo apretar los dientes y acercarse en el marcador antes de que acabara un segundo cuarto que concluyó 35-33.

La empresa no iba a ser fácil, para los de Laso, de hecho los israelíes consiguieron volver a ponerse por delante en el tercer cuarto gracias a su confianza a la hora de ir a buscar el rebote y al acierto desde la línea de tres puntos. Especialmente a cargo del alero Devin Smith.

Cuando llegó el final del tercer cuarto el partido estaba donde quería el Maccabi, con un tanteador bajo: 55-53 a favor del Real Madrid.

Gran Maccabi en los últimos quince minutos
El último cuarto arrancó con un triple de Sergio Rodríguez, líder de los blancos ya a esas alturas. Era un buen arranque al que había que unir que los visitantes se cargaban de faltas demasiado rápido. Especialmente su pívot estrella Schortsianitis que abandonó la cancha antes de que se cumplieran los cinco minutos del cuarto.

Para suplir a ‘Baby Shaq’ emergió la figura inconmensurable de Tyrese Rice. El base logró meter a su equipo en la pelea por el partido con dos canastas consecutivas y espectaculares e igualar el partido (67-67) a falta de tres minutos para el final.

El Madrid no supo responder al empuje del Maccabi. Ni siquiera cuando lograron empatar el partido en la última jugada y llevar la final a la prórroga. Los cuatro cuartos reglamentarios concluyeron con un marcador de 73-73.

En ese tiempo extra nadie supo como frenar a Rice (dos triples y cuatro tiros libres casi consecutivos) y lo peor de todo, nadie veía aro. Los primeros seis primeros puntos blancos llegaron desde la línea del tiro libre.

Tanto fallo y tanta permisividad ante Rice decantó la final y hundió a un equipo al que la final no ha hecho justicia con la competición que ha realizado. El Maccabi de Tel Aviv por su parte ha sumado su sexto título de campeón de Europa. (Rtve)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here