Marina Degtiar: »A mi hermano lo recuerdo todos los días de mi vida»

A 20 AÑOS DEL ATENTADO CONTRA LA AMIA – Marina Degtiar, hermana de Cristian, joven fallecido el 18 de julio de 1994 en AMIA, dialogó con VIS A VIS y contó cómo recuerda a su hermano y el día que falleció. Además, expresó sus sensaciones acerca de los 20 años sin justicia, qué piensa de la causa desde el plano internacional y su opinión sobre el Memorándum


– ¿Qué significa para usted que se cumplan 20 años sin justicia?

Es el dolor que se sigue mezclando con la impotencia, al que uno no se puede acostumbrar y que tampoco nos podemos resignar. Es cansancio, a pesar de que uno no se puede dar el lujo bajar los brazos. Ya no somos los que éramos. Es mirarnos al espejo y preguntarnos qué hubiésemos sido sin estos 20 años de dolor, lucha, angustia, falta de justicia, falta de garantías y de los nuestros principalmente. Qué hubiese sido de nosotros, cómo sería nuestra cara, nuestra mirada, cómo miraríamos al mundo. Son muchas preguntas y muchos deseos que no tienen respuesta y no tienen dónde hacer base.
– ¿Cómo ve la causa desde el plano internacional?

Estancada. Veo que estamos estancados y me preocupo mucho. 
– ¿Qué opina sobre el Memorándum?

No estoy a favor. Tengo la sensación de que puede ser el estancamiento final de la causa. Los fundamentos estrictamente teóricos y jurídicos nos los tengo yo, pero quienes sí entienden manifiestan que esto va a ir en detrimento de la causa. Por ende, de ninguna manera me puedo manifestar a favor del Memorándum.
– ¿Qué recuerda de Cristian y del 18 de julio de 1994?

A mi hermano lo recuerdo todos los días de mi vida. La pérdida de Cristian no la llevo como una tragedia que me pasó sino como algo que me cruza cada día y en cada cosa que vivo. Lo nombro y lo recuerdo todos los días. Aunque me llevó mucho tiempo, en los últimos años aprendí empezar a disfrutar del recuerdo y no solamente sufrirlo. Lo recuerdo con mucho amor y eso me permite disfrutar el recuerdo desde el dolor. Del 18 de julio recuerdo que estaba trabajando, escuché que algo pasó en la AMIA y lo primero que hice fue llamar a Cristian porque él estaba en vacaciones de invierno y sabía que ese día no tenía que ir a la facultad. Lo llamé para ver qué sabía sobre el atentado y ahí me enteré que ese día había ido a trabajar. Después fue llegar a Pasteur, encontrarse con el hueco en el medio de la calle, con los escombros, con la masacre, con el humo, y enfrentar por primera vez ese dolor que nos acompañó durante 20 años. 

1 COMENTARIO

  1. Excellent post. I was checking continuously this blog and I’m impressed! Extremely helpful information particularly the last part 🙂 I care for such info much. I was seeking this particular info for a very long time. Thank you and best of luck.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here