Muchos actos, un solo pedido: justicia

El pasado 18 de julio que se recordó a las 85 víctimas fatales del atentado contra la AMIA estuvo signado por los diferentes actos que realizaron las agrupaciones de familiares y las instituciones centrales de la comunidad judía argentina.

El acto central se realizó en Pasteur 633, del cual fueron oradores Luis Czysewski, como representante de los familiares, Ralph Tomás Saieg, vicepresidente de AMIA y el periodista Alfredo Leuco. La conducción estuvo a cargo de Mario Pergolini y contó con la participación de la cantante Julia Zenko.

Foto: Clarín

Por su parte, a la misma hora, Memoria Activa encabezó un reclamo frente a la Plaza de Tribunales en donde se escucharon fuertes críticas contra AMIA, DAIA y se pidió la remoción del fiscal Alberto Nisman. “La farsa principal, esa pseudo investigación que empezó con Galeano y continuó con Nisman, no avanzó ni descubrió ni probó a la fecha absolutamente nada”, aseguró Diana Malamud.

También fueron oradores el periodista Raúl Kollmann; Juan Carr, de Red Solidaria; el psicoanalista Natán Sonis y la intérprete Sandra Mihanovich.

Foto: Télam

Por su parte, la agrupación 18-J, encabezada por Sergio Burstein, realizó en horas del mediodía su propio acto en la Plaza de Mayo, donde Olga Degtiar (madre de Cristian, fallecido) y Hugo Friszberg (sobreviviente) fueron oradores.

«A 20 años seguimos partidos de dolor pero con el espíritu de lucha intacto», dijo Olga Degtiar y aseguró que «la conciencia colectiva y la justicia deben ser nuestra defensa para que nunca más tengamos que vivir el horror».

Foto: Télam

El último acto del día fue el de la agrupación APEMIA, que lidera Laura Ginsberg. El mismo se desarrolló en Avenida Rivadavia y Riobamba (frente al Congreso), y contó con la presencia de Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas. «El Poder Judicial, el Legislativo y el Ejecutivo han sido y continúan siendo encubridores y todavía no dieron cuenta de su participación en el atentado. Si pasaron 20 años, ¿qué podemos esperar de esta gente? El Estado tuvo y tiene la complicidad política de las direcciones de la AMIA y de la DAIA. Juntos trabajaron para consagrar la impunidad. Nos hablan de memoria y buscan hundirnos en la angustia y la desesperanza», señaló Ginsberg. Además, se pidió la creación de una Comisión Investigadora integrada por legisladores y con presencia mayoritaria de personalidades comprometidas con los derechos humanos y familiares de las víctimas, con acceso a los archivos secretos.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here