Israel confirmó la muerte del soldado desaparecido

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) anunció que el sargento Oron Shaul, que había sido declarado inicialmente “desaparecido en acción” y que Hamás alegaba que había secuestrado, cayó en una batalla en el barrio de Shujaiya, junto con otros seis camaradas de la Brigada Golani.

Los restos del soldado desaparecido no se han encontrado; pero un comité especial de ética del Ejército de Defensa de Israel determinó que hay suficiente evidencia como para determinar que Shaul murió en aquel ataque.

El rabino jefe del Ejército de Defensa de Israel, general Rafi Peretz, notificó a la familia del soldado que Shaul fue designado «soldado muerto en acción cuyo lugar de entierro es desconocido”. Esto significa que no habrá una ceremonia de funeral.

Una portavoz de la familia del soldado, dijo que sus parientes “están aún tratando de enfrentar la noticia” y no aclaró si la habían aceptado. Hasta el momento, la familia había declarado que consideraba que Shaul estaba con vida; mientras no se demostrara lo contrario.

Durante las primeras horas del domingo pasado, según el reporte del diario Yediot Aharonot, cuando comenzó la batalla de Shujaija, un viejo vehículo blindado para el transporte de personal M-113, que data de los años sesenta se descompuso, lo que llevó a un oficial y a un soldado a tratar de resolver el problema. Poco después, los terroristas de Hamás dispararon un misil antitanque contra el M-113. El vehículo explotó provocando un grave daño.

Otros soldados que estaban en la zona combatieron para alcanzar el M-113 y evacuar a sus camaradas. Un avión no tripulado israelí suministró imágenes desde el cielo. Ningún miembro de Hamás fue visto en contacto con el M-113 o con alguno de los cuerpos. Sin embargo, Hamás afirma que ha secuestrado a Shaul y publicó una foto de identidad del soldado junto con su número de medalla militar.

Nuevos reportes del Canal 2 indican que el M-113 atacado por el misil de Hamás fue el que había arribado a la escena para rescatar a otro vehículo blindado que había quedado varado.

Tras un cuidadoso análisis forense, el Ejército de Defensa de Israel pudo identificar los restos de seis soldados que murieron en la explosión dentro del M-113; pero los informes iniciales señalaron que no se encontraron restos de Shaul, el séptimo soldado.

El anuncio actual del Ejército de Defensa de Israel indica que hay suficientes evidencias como para designar Shaul como muerto en combate. (Aurora)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here