Ely Karmon: «A Hamás no le interesa hacer nada por el pueblo palestino»

Ely Karmon, investigador israelí del
Instituto Internacional de Terrorismo (ICT por sus siglas en inglés)
y experto en seguridad, remarcó que el brazo armado de esa
organización tiene un extenso prontuario de sacrificar a la
población civil para lograr su mayor anhelo: la destrucción del
Estado de Israel.
Karmon recordó, en ese sentido, que
cuando surgió Hamás en los años 80, sus miembros fueron ganando
influencia en la sociedad palestina de Cisjordania porque las
autoridades les permitieron abrir escuelas, jardines de infantes e
incluso universidades, de lo que sacaron provecho. «A la par,
tras los tratados de Oslo, Hamas empezó a ejecutar atentados
suicidas y a cooperar con Irán y Hezbollah, recibiendo cada vez más
entrenamiento y armamento militar», señaló.
Con la segunda intifada, levantamiento
de palestinos contra Israel en 2000 que acabó cinco años después
con miles de muertos, las Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam –como se
conoce al brazo armado de Hamás- comenzaron a atacar con cohetes.
Finalmente en 2007, expulsaron al Fatah, partido al que pertenece
Abbas, y se hicieron con el control de la Franja de Gaza, centro del
conflicto actual.
-¿Cómo hizo Hamás para fortalecerse
en la Franja de Gaza?
-Cuando Hamás ganó en las elecciones
de 2006, los líderes de Fatah estaban divididos, y aparte el sistema
político palestino es complejo. Por eso, su triunfo no significó
que la mayoría de los palestinos de Gaza los apoyara. Además, al
tomar control de la Franja, prácticamente exterminaron a toda la
oposición. Los miembros de Fatah fueron expulsados, al igual que
defensores de derechos humanos. Impusieron una dictadura.
-En distintas oportunidades, Israel
denunció que Hamas usaba a la población como escudo humano y la
semana pasada circuló un video que mostraba que los terroristas
habían ocupado un hospital…
-Ellos usan a las escuelas, los
hospitales y las mezquitas para protegerse a ellos mismos. Esconden
explosivos en las casas de civiles. Cuando uno mira fotografías de
Gaza, a pesar de que está lleno de turistas y periodistas, nunca se
ven los miembros de Hamas. Solo niños y mujeres. Pero alguien mató
a nuestros soldados. Nadie fotografía cómo Hamas utiliza a estas
personas. Y la mayoría no lo hace por miedo. Temen por sus vidas,
por sus familias; otros dependen del dinero que les dan. La gente
tiene miedo de hablar ante las cámaras sobre lo que hace Hamas.
-Sin embargo, también se lo critica a
Israel la muerte de niños y mujeres.
-Cuando se reporta el número de
muertos en Gaza, se omite que el 80 por ciento son hombres y que de
estos, la mayoría tiene entre 18 y 38 años, es decir, la edad de
los militantes terroristas. No se dice que pocas víctimas son
mujeres y que menos aún son niños. Canales como Al Jazeera están
encubriendo a Hamas.
-¿El asesinato de los tres
adolescentes judíos por parte de Hamas fue una provocación o un
intento de revertir el debilitamiento de su influencia en Gaza?
-En un principio, había sido solo un
secuestro; los raptaron para negociar la liberación de presos
palestinos. Pero luego decidieron matarlos cuando uno de los chicos
logró llamar a la Policía. Los mataron en el auto y después
dejaron los cuerpos en un lugar donde fuera fácil encontrarlos.
-¿Es posible que estos enfrentamientos
conduzcan a una tercera intifada?
-Por el momento, no creo que suceda. En
la Franja de Gaza, la gente es consciente de que esto podría traer
consecuencias severas para su situación económica y para su propia
seguridad. La Autoridad Nacional Palestina (cuyo presidente es Abbas)
tampoco está interesada en que haya una nueva intifada.
-Días atrás, el vocero de las Fuerzas
de Defensa israelíes, Roni Kaplan, dijo a Infobae que Israel no
quiere desatar una crisis humanitaria. ¿Cuál es el compromiso con
los civiles de Gaza?
-Israel decidió no cortar ni el
suministro de electricidad ni el de agua. Pero no hay que olvidar que
hace dos años empezamos a permitir la importación en Gaza de
cemento en gran cantidad, que fue pagado por Qatar. Cuatro meses
atrás, el Ejército descubrió dos grandes túneles en nuestro
territorio construidos con el cemento que mandamos allí. Ahora, que
se decidió no mandar más, se encontró una red de 30 túneles,
todos hechos con ese cemento, que fue importado para construir casas.
600 mil toneladas fueron utilizadas.
-¿Hamas se hizo del control de esos
recursos?

-Sí, y en vez de construir ciudades,
hicieron túneles. ¿Qué ayuda humanitaria quieren entonces de
nosotros? También les habíamos dejado infraestructuras agrícolas y
centros educativos modernos. Destruyeron todo y en vez de usarlos,
los convirtieron en campos de adiestramiento para jóvenes de 13 o 14
años. Ellos no quieren hacer nada para su pueblo. Si en vez de
disparar cohetes y construir túneles, hubieran desarrollado la
economía, la industria y la agricultura de Gaza… Gaza importaba de
nosotros alimentos y productos industriales; nosotros de ellos frutas
y verduras, pero ahora ya nada. Tienen 60% de paro de trabajo porque
no pueden ir a trabajar a Israel. Hamas en lugar de invertir, usó
todo para la lucha armada.

(Fuente: Infobae.com)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here