La Selectividad De Los Crímenes De Guerra. Por Ana Jerozolimski

Estas líneas no apuntan a alegar que no han muerto civiles inocentes en la Franja de Gaza.

Tampoco pretenden argumentar que no involucrados no estén sufriendo durante el operativo militar israelí.

Ni que no hay casas destruidas.

Y civiles desplazados.

Todo esto está sucediendo en la Franja de Gaza hoy. Sería faltar a la verdad el negarlo.

Pero que por ello el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas resuelva formar una comisión internacional para investigar si Israel comete crímenes de guerra, es no sólo distorsionar la realidad sino taparse los ojos y no querer ver.

En las guerras siempre hay sufrimiento. Es terrible.Y es injusto. Pero la situación en Gaza y los pesares de la población civil palestina, no es un invento israelí. Y no oímos que el mundo salte a investigar “crímenes de guerra” cada vez que inocentes sufren en un conflicto armado.

Y hay tantos tan cruentos, que dejan tantas víctimas no involucradas por el camino, en números muy superiores a lo que se vive hoy en Gaza, que ni punto de comparación hay con lo que está pasando hoy en la franja palestina.

Nos tienta recordar cuántos árabes y musulmanes han muertos a manos de sus propios hermanos que los oprimen y no los tienen en cuenta como dignos ciudadanos. Pero mejor no…porque a Israel podemos compararlo no con dictaduras sino con democracias. Todas ellas imperfectas, claro..como la israelí que también lo es. Pero democracias al fin, ejemplos de libertad en comparación con regímenes oscuros y despóticos como varios de los que se hallan en el vecindario de Israel.

Y por eso, como consideramos que en la comparación con democracias, y no con dictaduras terroristas, Israel sale ganando por lejos, traemos un ejemplo concreto de otra guerra…que no creemos haya llegado al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

A fines de 1998, el conflicto entre los albanos de Kosovo y las fuerzas yugoslavas de Milosevic, ya había alcanzado un punto de especial hervor. La OTAN propuso determinada fórmula de solución, que Milosevic rechazó. La OTAN, sin permiso del Consejo de Seguridad, resolvió actuar.

Entre el 24 de marzo y el 11 de junio de 1999, se llevó a cabo la así llamada “Operación Fuerza Aliada”, de intensos bombardeos en Yugoslavia, que cobraron la vida de 462 soldados, 114 policías y casi 3 mil civiles. Fueron bombardeados tanto blancos militares como instalaciones civiles como puentes, fábricas, plantas eléctricas , estaciones de comunicaciones, el cuartel general de izquierda de Yugoslavia, edificios del partido político de Milosevic y la torre de televisión Avala. La OTAN alegó que esas instalaciones podrían ser utilizadas por las fuerzas militares de Yugoslavia. No que ya habían sido utilizadas..sino que podrían llegar a serlo.

Y eso, que Yugoslavia no había atacado el territorio de ninguno de los países miembros de la OTAN que participaron en el bombardeo.

Israel, que respondió a los ataques con cohetes de Hamas y otros grupos terroristas en Gaza, después de mucho tiempo (quizás ese fue su error, esperar demasiado), aguantándose, advirtiendo, pidiendo calma, cuando ya se sabe dónde emplazaron esos cohetes y de dónde abren fuego, que desde casas particulares cavan túneles para hacer atentados y que en sótanos de escuelas y mezquitas guardan armas, explosivos y misiles., se está defendiendo. Toma precauciones para minimizar el daño a la población civil, sin alegar por ningún momento que logra evitarlo totalmente. Nadie lo logra en una guerra..Pero nadie lo intenta tanto como Israel.

Claro…ante el aluvión de información proveniente de Gaza, puede que también gente de buena voluntad crea todo..y sumado a las escenas de muertos y heridos ..¿a qué conclusión se va a llegar?

Pues bien…los malintencionados, los ignorantes por elección, los enemigos declarados y los abiertos antisemitas, que ni lean las explicaciones. Caerán en oídos sordos…

Pero aquellos que realmente sienten dolor al ver a civiles sufriendo, que traten, al menos, de pensar.

Que se pregunten qué pretenderían que hagan sus propios gobiernos si su país fuera atacado.

Que se pregunten cómo sería vivir junto a un vecino para el que sus muertos son una ganancia propagandística, y no una tragedia como en Israel , donde cada uno llora también a quienes no conocía.

Que analicen por qué nadie hizo nada ante tanta advertencia de Israel. Tampoco el Secretario de las Naciones Unidas Ban Ki Moon, que califica la operación israelí de “atroz” y da con ello un premio al uso de escudos humanos por parte de Hamas. ¿Por qué van a dejar los terroristas de usar a sus civiles como escudos, si ven que les da resultado y es Israel, no ellos, quien va al banquillo de los acusados?

¿Cómo osa el Secretario General hablar así, si sabe de todas las cartas que recibió del embajador de Israel en la ONU Ron Prosor pidiendo que intervenga para que cese el disparo de misiles desde Gaza, y no hizo nada? ¿Cómo osa, si sabe que el Premier israelí le mostró ya hace un año pruebas de los disparos de cohetes en medio de los civiles…y no movió un dedo?

Puede ser que finalmente, se acuse sí a Israel de crímenes de guerra..No diremos que no importa lo que hace o dice la ONU…pero que el peso moral lo perdió hace tiempo, eso está clarísimo.

Hipócritas quienes condenan sabiendo todo lo que Israel pidió calma…los que exigen a Israel que dé la otra mejilla ..Sabiendo que Israel ya no está en Gaza hace nueve años, pero que nunca dejó de ser atacado por los terroristas..por los que saben que aún durante el operativo, Israel continuó introduciendo todos los días comida y remedios a Gaza…mientras Hamas gastó cientos y miles de toneladas de hierro y cemento , tiempo y dinero, en túneles del terror, en lugar de dedicar todo eso a desarrollar Gaza. ¿Eso no es un crimen de guerra?

No..Esos son crímenes que Hamas comete en la vida diaria contra su propia población.

Puede sí que haya más condenas…pero mejor las condenas, que más condolencias.

Por Ana Jerozolimski (PorIsrael.org)

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here