María Cherro de Azar: »Jugar al fútbol le sirvió a mi papá para integrarse a los argentinos»

4 DE SEPTIEMBRE DÍA DEL INMIGRANTE – En el marco del Día del Inmigrante que se celebrará el 4 de septiembre, María Cherro de Azar, hija de inmigrantes sirios, dialogó con VIS A VIS acerca de la vida que llevaron su padre y madre en la Argentina a partir de 1929, año en el que se fueron de Siria, y también dio su opinión sobre lo que significa ser inmigrante judío hoy en día en la Argentina.
– ¿Dónde nació usted y dónde nacieron sus padres?
– Yo nací en Argentina pero mis padres en Siria, Alepo, y vivieron en Argentina.
– ¿En qué año llegaron sus padres a la Argentina?

– En 1929.
– ¿Cómo fueron recibidos los inmigrantes?
– Fueron bien recibidos. Mi padre se insertó rápidamente en el grupo de alepinos, que era lo que se acostumbraba, y lo recibían los judíos. Inmediatamente empezó a trabajar y aprendió a jugar al fútbol, lo cual lo integró mucho más fácil al grupo de argentinos. Jugaba al fútbol apenas llegó en la calle por donde vivía, en el barrio de Flores.
¿Qué significa ser descendiente de inmigrantes judíos en la Argentina? 
– Me aportó una cultura muy interesante para la vida cotidiana y para resolver temas. Es una transmisión interesante en el sentido de encontrar soluciones a problemas cotidianos. Me parece muy interesante.
– ¿Qué significa ser inmigrante judío hoy en la Argentina?

– Creo que cambió mucho a lo que pasaba antes en los lugares donde se desarrollan las actividades judías, más allá de que en ese momento yo no asistía a estos lugares. Me parece que el judaísmo y la cultura judía tenían un peso mucho mayor hasta los años 80, y luego se modificó. Los espacios del judaísmo están limitados a los ámbitos religiosos más que nada. La vida cultural judía se modificó.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here