El terrorista del Museo Judío de Bélgica era torturador del Estado Islámico

El periodista francés Nicolas Hénin, que estuvo secuestrado en Siria desde junio de 2013 hasta el pasado abril, afirmó que el sospechoso del asesinato de cuatro personas en el museo judío de Bruselas, Medhi Nemmouche, fue uno de sus captores.

Hénin, que trabaja para «Le Point», señala en el semanario que Nemmouche se ocupó de él y de otros rehenes occidentales entre julio y diciembre del año pasado, y relata que sus torturas eran habituales.

«Formaba parte de un pequeño grupo de franceses cuya llegada aterrorizaba al medio centenar de sirios detenidos en las celdas de al lado. Cada noche, comenzaban a caer golpes en la sala en la que yo mismo fui interrogado. La tortura duraba toda la noche, hasta la oración del alba», indica el reportero.

Nemmouche, franco-argelino de 29 años, fue detenido el pasado 30 de mayo en la localidad francesa de Marsella y está considerado el presunto autor del atentado con disparos del 24 de mayo en la capital belga, en el que fueron asesinados una pareja de israelíes, una voluntaria francesa y un empleado belga.

Delincuente reincidente y encarcelado en varias ocasiones, se sabe que el joven partió a finales de 2012 hacia Siria, donde se cree que estuvo enrolado durante más de un año en grupos jihadistas que combaten al régimen de Bashar el Assad, en concreto en el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

«Le Point» asegura que ni Hénin ni los otros tres periodistas franceses que fueron liberados con él en abril deseaban que se conociera su identidad para no poner en peligro la vida del resto de secuestrados occidentales en Siria.

La publicación en el vespertino «Le Monde» de que Nemmouche habría tenido una participación activa en la toma de rehenes le hizo cambiar de opinión y ofrecer su testimonio, en un artículo que ofrecerá su versión íntegra en la edición del próximo 11 de septiembre.

La conclusión de «Le Monde», tal y como afirma el diario, es fruto de datos transmitidos en los últimos meses por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) a la Fiscalía de París, en los que se incluye el testimonio de esos periodistas liberados.

El vespertino subraya que los recuerdos de esos cuatro reporteros no son idénticos, y que si bien algunos de ellos mantienen ciertas dudas sobre su identidad, otros la afirman con mayor certeza.

Nemmouche fue extraditado a Bélgica desde Francia el pasado 29 de julio, y fue inculpado un día después por asesinato en contexto de terrorismo.

«Le corresponde a la Justicia hacer su trabajo. Este personaje funesto debe ser y será juzgado», afirmó el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, durante un viaje de trabajo en la localidad de Montpellier.

Fuente: EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here