Waldo Wolff: »Es la entrega de premios con más emotividad por la calidad de los premiados»

El vicepresidente primero de la DAIA, Waldo Wolff, dialogó en exclusiva con VIS A VIS en el marco de los premios que entregó dicha institución en el día de hoy a quienes buscan «promover la inclusión y la diversidad». Además, hizo referencia a las declaraciones de la canciller alemana, Angela Merkel, sobre el pueblo judío.

– ¿Cuáles son las sensaciones de poder realizar este evento?

La entrega de premios de la DAIA suele ser un momento sumamente emotivo, entiendo que de las veces que me ha tocado ser parte, es, por lo menos, la que yo noté más emotividad por la calidad de los premiados, toda gente con historia desde lo emotivo, lo afectivo, y lo emocional muy fuerte, como las Madres del Dolor, los ciegos, tanto el Coro Polifónico como la Selección de Futsal, los bomberos con su pérdida, y Cachito Vigil con su historia. Todas conmueven.

– ¿Qué importancia tiene para la DAIA poder premiar a las diferentes personas y organizaciones?

Es misión de la DAIA, tal cual los valores que tenemos como colectivo los judíos, reconocer aquellos que tienen un compromiso social, responsabilidad, solidaridad, y creo que nos retribuye, nos satisface y nos enorgullece como institución, es realmente un premio desinteresado mirando un prisma de quiénes son las distintas fuerzas a las que podemos hacerle un reconocimiento.

– ¿Cuáles son tus sensaciones de las palabras de la canciller Angela Merkel quien destacó que Alemania es el hogar de los judíos?

En mi caso en particular yo soy hijo de sobrevivientes de la Shoá alemana, mi padre fue alemán, así que entiendo muy bien este doble sentido de pertenencia, de culpa y de responsabilidad. Me parece que es lo que deben hacer, mirar para adelante aprendiendo del pasado, y ojalá muchos otros reconocieran el involucramiento que tuvieron en la Shoá, porque no comenzó en 1939 y tampoco fue responsabilidad únicamente de Alemania. Bienvenidos estadistas como hoy se está mostrando Angela Merkel con su responsabilidad para construir un futuro que hoy es sombrío al aparecer nuevos grupos que levantan las banderas de la unicidad, de la verdad absoluta, el fundamentalismo, el teologísmo.

– ¿Esto puede replicarse en otros líderes políticos?

Creo que deben hacerlo. El fundamentalismo es un flagelo y si los líderes del mundo no se ponen a la altura de las circunstancias y no se ponen los pantalones lamentablemente el 11 de septiembre no va a ser la última prueba del absolutismo y la intolerancia para el mundo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here