Grass polémico: un pasado nazi y duras críticas al gobierno israelí

El escritor publicó, en 2012, un poema en el que denunciaba la política del gobierno israelí hacia Irán. En 2006 había confesado que a los 17 años había militado en el nazismo.
Hace casi exactamente tres años, el escritor alemán Günter Grass, que murió hoy a los 87 años, había publicado un duro y polémico texto en el que denunciaba sin eufemismos la política del gobierno israelí contra Irán. «Israel, potencia nuclear, pone en peligro una paz mundial ya de por sí quebradiza», escribió entonces el alemán en un poema titulado Lo que hay que decir y publicado simultáneamente en varios diarios del mundo.
FOTOGALERÍA en HD:
El autor de El tambor de hojalata denunciaba «el creciente poder nuclear» israelí, que veía «fuera de control, ya que es inaccesible a toda inspección». Ante «el supuesto derecho a un ataque preventivo» israelí «que podría exterminar al pueblo iraní», Grass llamaba a reaccionar, «porque mañana podría ser demasiado tarde».
En el poema, Grass también se pronunciaba contra el traspaso de un submarino nuclear alemán a Israel, “cuya especialidad es dirigir ojivas aniquiladoras hacia donde no se ha probado la existencia de una sola bomba”.
Figura clave de la literatura del último siglo, Grass proponía que una «instancia internacional» controlara de forma «permanente y sin trabas» tanto el potencial nuclear israelí como las instalaciones atómicas iraníes. «¿Por qué he guardado silencio hasta ahora?», se preguntaba varias veces Grass en el poema publicado entre otros por The New York Times y El País de España.
El autor se respondía que había callado para evitar la «condena» de ser acusado de antisemitismo. «Creía que mi origen, marcado por un estigma imborrable, me impedía atribuir ese hecho al país de Israel, al que estoy unido y quiero seguir estándolo».
Grass ya había desató una polémica internacional en 2006 al revelar que fue miembro de las Waffen-SS, las fuerzas especiales del régimen nazi, cuando tenía 17 años. Y el poema publicado en abril de 2012 volvió a agitar el debate en torno de su figura. La embajada israelí en Berlín inscribió entonces el texto en la «tradición» delantisemitismo europeo y señaló que «Israel es el único país del mundo cuyo derecho a existir se pone públicamente en duda».
El diario alemán Die Welt había ido más lejos al publicar en portada una foto de Grass con el titular “El eterno antisemita”. El escritor es «un prototipo del antisemita formado», señala ese medio en un artículo. «Siempre tendió a la megalomanía, pero ahora se ha vuelto totalmente estúpido».
En el mundo de la política, el portavoz de la canciller Angela Merkel recordó en aquel momento que en Alemania todo artista tiene libertad de expresión, pero que también el gobierno tiene derecho a no comentar algunos temas. El secretario general de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, Hermann Grühe, se había mostrado «horrorizado tanto por el tono como por el contenido» del poema.
Sin embargo, también hubo voces de apoyo para el Nobel alemán. Johano Strasser, presidente del Club Pen germano alertó también contra las exportaciones de armas de Alemania a Israel porque «dan la impresión de que la guerra con Irán es inevitable».
También Wolfgang Gehrcke, diputado del partido poscomunista La Izquierda, señaló que «Günter Grass tiene razón». El escritor se atreve a decir lo que muchos callan, añadió.
Por el polémico poema, Grass, ganador del Nobel de Literatura en 1999,fue declarado persona no grata por Israel.
En la trilogía autobiográfica que incluía el polémico Pelando la cebolla(2006), Grass confesó que a los 17 años había formado parte de las Waffen-SS, cuerpo de seguridad especial del régimen nazi.
Y en 2012, como respuesta a las críticas que recibió su poema Lo que hay que decir, señaló: “Me he dado cuenta de que en un país democrático en el que impera la libertad de prensa, domina una cierta opinión de defender la misma línea política y la negativa a abordar el contenido de las cuestiones que aquí planteo».
Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here