El antisemitismo continúa latente en nuestra sociedad

Durante las últimas semanas del año en curso, diferentes noticias vinculadas a la comunidad judía estuvieron en el foco de la agenda de los medios de comunicación. Casos como la muerte del fiscal Alberto Nisman y las denuncias por traición a la patria  realizadas contra la dirigencia judía por parte de Juan Gabriel Labaké, develaron un importante antisemitismo que se encontraba en estado latente en gran parte de nuestra sociedad. Algunos ejemplos así lo ilustran: Respecto de la muerte del fiscal Alberto Nisman, el 13 de febrero, un usuario publicó en la red social Twitter: «Los judíos mataron a uno de los suyos, para culpar al Gobierno y poder recuperar el control que perdieron con Cristina».

El 18 de mayo en una nota de Infobae un forista afirmó respecto del mismo tema: «Un mercenario miserable del Mossad». El 28 de abril, en una nota del diario La Nación, un usuario expresó: «Los judíos nos invaden en la política, en los multimedios, en la economía…ellos siempre tendrán como primera patria Israel y sólo están a favor de los intereses de esa nación».

Dichos episodios, no son aislados, son el reflejo de una matriz que nos demuestra que cuando existe un clima favorable, los estereotipos e imágenes negativas respecto de los judíos se actualizarán y manifestarán mediante discursos discriminatorios.

Asimismo se confirma una vez más que, el espacio virtual constituye el terreno fértil donde las voces propagadoras del odio antisemita encuentran un contexto propicio para la exteriorización de sus prejuicios.

*Entrega N°1
Fuente: Prensa DAIA

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here