Israelíes y palestinos ganarían 173 mil millones de dólares con la paz

La Corporación RAND un laboratorio de ideas (think tank) estadounidense, emitió un reporte en el que sostiene que los israelíes y palestinos podrían ser 173 mil millones de dólares más ricos en diez años, tan solo si se creara un Estado palestino.
Los investigadores de RAND trataron de predecir a través de un experimento las ganancias y pérdidas financieras en cinco escenarios posibles, desde “una solución de dos estados” hasta “un levantamiento violento”. Aunque no predijeron cuál de esos escenarios podría convertirse en realidad.
RAND concluye que una solución de dos estados, con un estado palestino desmilitarizado al lado de Israel, en base a la línea de armisticio anterior a 1967 con intercambios de territorios, que incluyan la mayor parte de los asentamientos (según las propuestas previas de Estados Unidos), sería la mejor opción para ambas economías.
Según RAND, una década después de tal acuerdo la economía israelí ganaría 123 mil millones de dólares en el PBI y la palestina 50 mil millones de dólares (cerca de tres veces menos que la israelí); pero los palestinos experimentarían un crecimiento per cápita del 36 por ciento de dicha década, en comparación con el crecimiento israelí del 5 por ciento.
En diez años, el ingreso promedio de los israelíes llegaría a 2.200 dólares y el de los palestinos a 1.000 dólares, según las proyecciones.
RAND predice que la solución de dos estados crearía el ambiente propicio para aumentar la inversión directa en Israel y triplicar su intercambio comercial con el mundo árabe. RAND asume que el costo de relocalizar a 100 mil colonos judíos de Cisjordania (Judea y Samaria) sería asumido en parte por la comunidad internacional.
Sin embargo, la creencia de que el nuevo Estado de Palestina será un sitio pacífico ha sido descartada como una falsa ilusión por muchos israelíes, entre ellos el primer ministro Biniamín Netanyahu, quien advierte que los territorios cedidos a los palestinos se convertirán rápidamente en dominios del grupo islamista Hamás, o sea en un “Hamastán”, tal como sucedió en la Franja de Gaza.
Por el contrario, la continuación del conflicto tiene también un gran costo, con la Autoridad Palestina presionando internacionalmente a Israel a través de las Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional, y el crecimiento de la amenaza del movimiento de boicot contra el Estado judío. 
RAND concluye que el escenario de “resistencia no violenta” le costará, en una década, a Israel 80 mil millones de dólares y a los palestinos 12 mil millones de dólares.
Pero el peor escenario sería un levantamiento violento palestino, que le costaría a Israel 250 mil millones de dólares en oportunidades económicas perdidas, en diez años, y a los palestinos 46 mil millones de dólares, o más de tres veces sus PBI de 2014.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here