AMIA: evaluación del programa «Aprendiendo en Casa-HIPPY» en La Matanza

El Programa “Aprendiendo en Casa – HIPPY” de AMIA, que en el mes de abril comenzó su ciclo 2015 en el jardín “Rincón de Damián”, en el barrio Nicole de Virrey Del Pino, en La Matanza, comenzó esta semana a transitar su etapa de evaluación.

Capacitadas y asesoradas previamente por el equipo de AMIA, un grupo de siete voluntarias de la Fundación Hillel comenzaron a tomar esta semana un test de desarrollo psicomotor, conocido con la sigla TEPSI, que tiene como objetivo conocer el rendimiento general de niños y niñas entre 2 y 5 años alcanzados por el programa, en tres áreas básicas de desarrollo: motricidad, lenguaje y coordinación.

“El test es una herramienta muy simple y eficiente que nos permite conocer los primeros resultados del programa que desde AMIA llevamos adelante con el objetivo de crear las condiciones necesarias para lograr una inserción exitosa en el ámbito escolar“, explicó Corina Lang, coordinadora del área de Infancia de AMIA.

En alianza con la Fundación Navarro Viola, AMIA llevó el Programa “Aprendiendo en Casa – HIPPY” a hogares del conurbano bonaerense, donde 80 familias forman parte de esta iniciativa que ayuda a padres de niños de 3,4 y 5 años a transitar la etapa de escolarización.

El Programa “Aprendiendo en Casa” se inició en la Argentina en 2009 como un proyecto del Departamento de Programas Sociales de AMIA a fin de ayudar a fortalecer la capacidad de los padres para involucrarse en la educación de sus hijos, a través de la capacitación que reciben de otros padres en su rol de tutores. Las tutoras visitan semanalmente a los padres en su hogar para capacitarlos, utilizando la técnica del “rol playing”, en la utilización de los materiales entregados. La tarea se apoya en materiales educativos, libros de cuentos y juguetes. Las actividades, incluidas en los materiales educativos, fueron diseñadas de acuerdo con el nivel de desarrollo de los niños, y organizadas de modo que los padres dediquen 15/20 minutos por día a realizarlas con sus hijos en su propio hogar por medio del juego-aprendizaje.

El año pasado, por sus estándares de innovación, impacto social y sustentabilidad, el programa fue seleccionado por Ashoka y la Fundación Lego dentro de los 30 mejores programas del mundo, entre 630 propuestas presentadas por 68 países. El proyecto de AMIA fue el único premiado de la Argentina.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here