El Estado Islámico reivindica los cinco atentados simultáneos con coches bomba en Yemen

Al menos 31 personas murieron y decenas resultaron heridas en ataques contra mezquitas chiítas y la casa de un jefe hutí, la milicia respaldada por Irán. Mientras, en Ginebra, gobierno y rebeldes negocian un acuerdo.
Cuatro coches bomba estallaron frente a mezquitas en Saná y otro tuvo como objetivo la casa del jefe del comité político de los rebeldes hutíes, Saleh al Sammad, precisaron las fuentes.
Los atentados, perpetrados la víspera del comienzo del mes de ayuno del ramadán, dejaron 31 muertos y decenas de heridos, indicaron fuentes médicas.
Este mismo miércoles se están llevando a cabo, en Ginebra, conversaciones en las que la ONU intenta convencer a las partes en conflicto de iniciar negociaciones, sin que hasta el momento se haya logrado ningún avance.
En abril pasado, se confirmó el desembarco del ISIS en Yemen. El avance de la milicia de los hutíes, cuyos miembros son principalmente de la rama chiíta del islam, considerada por los yihadistas sunitas de ISIS y Al Qaeda como herejes, sentaron la base para que -en medio de una puja sectaria que tiene al país sumergido en una guerra civil- los grupos terroristas encontraran espacio para instalarse.
Actualmente, el país atraviesa una profunda crisis, marcada por la guerra civil entre el gobierno del exiliado Abd Rabo Mansur Hadi y las fuerzas hutíes, que ya lograron desplazar al gobierno central de la capital del país. Arabia Saudita, preocupada por el peligro regional que podría significar esa avanzada, ha intervenido en el conflicto con una ofensiva aérea contra los rebeldes.
Una coalición árabe dirigida por Arabia Saudita, donde está instalado el gobierno en el exilio de Abd Rabo Mansur Hadi, bombardea desde finales de mayo las posiciones de los rebeldes chiitas hutíes, que cuentan con el apoyo de Irán y de fuerzas leales al ex presidente yemení Alí Abdalá Saleh.
El conflicto ha dejado, desde mayo, 2.600 muertos en Yemen según la ONU, y la situación humanitaria es catastrófica en este país pobre de la península arábiga.
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here