AMIA: EE.UU. es escéptico sobre un eventual diálogo entre la Argentina e Irán

Informe anual sobre la lucha contra el terrorismo en el mundo. Recordó que una tribunal ya declaró inconstitucional el memorándum de entendimiento entre ambos países.

La comunidad judía argentina y el gobierno estadounidense son “escépticos” sobre un diálogo entre Irán y la Argentina, y de hecho nuestro país “ha fracasado en el intento de avanzar en la investigación del atentado de la AMIA”, señala un informe sobre el combate al terrorismo en la región difundido hoy por el Departamento de Estado.

El reporte, que releva la situación de cada país en el año 2014, afirma que la “Argentina mantiene sus capacidades para confrontar el terrorismo a nivel federal y ha incrementado sus esfuerzos para los desafíos” que afronta en la Triple Frontera. Sin embargo, el informe resalta que existe “una limitada cooperación con Estados Unidos en seguridad y cumplimiento de la ley y que sólo está enfocada en el intercambio de información”.

El informe señala que el gobierno argentino “ha dado pasos” para determinar la culpabilidad por el atentado a la AMIA en 1994 y señala el memorandum de entendimiento que nuestro país firmó con Irán en enero de 2013 para el establecimiento de una “comisión de la verdad”. El reporte destaca que un tribunal declaró que el acuerdo entre los gobiernos fue inconstitucional y que “la comunidad judía en la Argentina y el gobierno de Estados Unidos son escépticos sobre un diálogo argentino-iraní”.
Consultado por Clarín sobre el informe, Juan Belikow, ex profesor de Contraterrorismo en la National Defense University, dijo que “en relación a la Argentina el documento es muy escueto. Señala los intentos del Gobierno de mejorar el control de la frontera Norte, destacando la situación de la Triple Frontera y ciertos avances en materia de lavado de dinero”, aunque, dijo, en relación a la Unidad de Inteligencia Financiera hizo “un llamativo comentario” de que “esas atribuciones han sido mayormente utilizadas para perseguir a los miembros de las dictaduras militares”.

Belikow agregó que “al ser un documento de una institución diplomática, se debe leer más entre líneas y prestar atención a los silencios que a lo que explícitamente dice. La expansión de la influencia de Irán con el llamado grupo ALBA se presenta como un silencio a gritos, aunque muy sutilmente sugerido cuando se menciona el apoyo que recibe Hezbollah de Irán y nuevamente cuando se lo vincula con Venezuela y con la Argentina a través de la Triple Frontera”.

En ese sentido se explica el bajo perfil: “Es fácil suponer que en vísperas de un recambio de gobierno, el Departamento de Estado no quiera mostrar dureza con nuestro país”, señaló.

Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here