HSBC despidió a seis empleados por hacer un video copiando a ISIS

Al grito de «Allahu Akbar» (Alá es grande), cuatro bancarios británicos encapuchados simularon la decapitación de un compañero asiático, vestido de naranja, como los prisioneros del Estado Islámico.

El banco había organizado una salida de camaradería a un circuito de kartings, en Birmingham, Reino Unido. Los empleados que participaron se vistieron para la ocasión con ropa de pilotos y de mecánicos.
Al darse cuenta de que los atuendos eran similares a los que verdugos y prisioneros usan en los videos de ejecuciones organizadas por Estado Islámico, a seis compañeros se les ocurrió hacer una broma.
Cuatro estaban de negro, y uno, Saf Ahmed, de naranja. El sexto tomó su celular y empezó a filmar.
Encapuchados, los primeros simulaban ser verdugos, y el otro, un condenado a muerte de la temible organización terrorista. El video dura sólo 8 segundos, en los que se puede escuchar»Allahu Akbar» (Alá es grande) y la risa posterior de los bromistas.
Ese mismo día, lo publicaron en Instagram. Cuando los comentarios les hicieron notar lo ofensivo que resultaba tomarse tan a la ligera las atrocidades de Estado Islámico, que ha asesinado a muchos británicos, los bancarios borraron la publicación. Pero ya era demasiado tarde. The Sun lo difundió en las horas siguientes y el asunto se transformó en un escándalo nacional.
Al ver la repercusión que tuvo, las autoridades del HSBC decidieron despedir a los participantes y emitieron un comunicado disculpándose por su repudiable actitud.
Fuente: Infobae