ISIS destruyó el Estadio Olímpico de Ramadi con más de 3 toneladas de explosivos

El Estado Islámico ha destruido el Estado Olímpico de Ramadi (capital de la provincia de Anbar), recinto deportivo icono en Irak.

El movimiento terrorista colocó 3,5 toneladas de explosivos para hacer estallar el estadio, según han informado fuentes de seguridad al medio ‘Elaph’.

1437322543_extras_noticia_foton_7_0

El estadio fue detonado a control remoto, luego de varios días de preparación de los explosivos por parte de los terroristas de ISIS. El recinto que tenía capacidad para unas 30.000 personas había sido concebido como uno de los grandes símbolos del futuro de Irak tras el fin de la guerra, antes de la emergencia de Estado Islámico.

De hecho, el estadio formaba parte de un proyecto valorado en 100 millones de dólares que contemplaba la creación de una villa olímpica con residencias para atletas, pistas de entrenamiento, aparcamientos, bibliotecas así como un centro de transmisión televisiva y un hotel con 80 habitaciones.