La DAIA celebra sus 80 años con la presencia de los presidenciables

 La cita será hoy, en el predio de la Sociedad Rural. La DAIA, entidad política de la comunidad judía en el país, celebrará sus ochenta años de vida en una reunión a la que prometieron asistir el gobernador Daniel Scioli, candidato presidencial por el Frente para la Victoria, y Sergio Massa, del frente UNA. Ausente el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri -estará de recorrida por Chaco-, en su representación irán el jefe de gabinete y jefe de gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta y el Subsecretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires  Lic. Claudio Avruj

La conmemoración llega en un momento difícil de la relación entre las entidades judías y el Gobierno, distanciadas por el pacto de la Casa Rosada con Irán, en enero de 2013, y defendido por la presidenta Cristina Kirchner. Una grieta acentuada luego de la misteriosa muerte, en enero de este año, del fiscal Alberto Nisman, que investigaba el supuesto encubrimiento, por parte de la Presidenta y varios de sus colaboradores, de ex funcionarios del régimen iraní acusados por la justicia argentina por su responsabilidad en el ataque terrorista.

Desde la entidad, que también renovará autoridades el 19 de noviembre, un proceso en el que ya hay tres candidatos anotados, enfatizaron que la convocatoria es amplia y sin exclusiones. «Somos una entidad que abre las puertas a toda la sociedad», enfatizó su director ejecutivo, Víctor Garelik.

En el acto de hoy hablará sólo el actual presidente de la DAIA, Julio Schlosser. De no asistir Scioli, lo hará su vocero, Jorge Telerman, informaron desde la organización. Ningún miembro del Gobierno confirmó su asistencia.

De cara a sostener «una nueva relación» con el gobierno próximo, la DAIA podría ser conducida por una «coalición». De hecho, el candidato preferido de la ortodoxia, Ariel Cohen Sabban (hoy tesorero de la AMIA), se reunió días atrás con el laborista Jorge Knoblovits, secretario general en la actual gestión y uno de los referentes de la entidad en sus duras disputas con el Gobierno. El otro referente en esa pelea, el ex vicepresidente Waldo Wolff, competirá por una banca de diputados nacionales por el frente Cambiemos en octubre.

Además de Cohen Sabban y Knoblovits, está el propio Schlosser, que intentará quedarse en la presidencia. De los tres, el primero tiene el perfil más conciliador con el Gobierno y es el menos desgastado en esas disputas, que tuvieron a Irán y el caso Nisman como ejes principales de discordia..

Fuente: La Nación

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here