Las 14 pruebas de la familia Nisman para asegurar que el fiscal fue asesinado

Argentine prosecutor Alberto Nisman, who is investigating the 1994 car-bomb attack on the AMIA Jewish community center, speaks during a meeting with journalists at his office in Buenos Aires in this May 29, 2013 file photo. State prosecutor Nisman accused President Cristina Fernandez de Kirchner on January 15, 2015 of trying to orchestrate a cover up in the investigation of Iran over the 1994 bombing of the AMIA Jewish community center in Buenos Aires. Nisman, investigating the blast that killed 85 people, said Fernandez de Kirchner has pushed to drop the charges and normalize relations as a way of tapping Iranian oil needed to narrow Argentina's $7 billion per year energy gap. REUTERS/Marcos Brindicci/File (ARGENTINA - Tags: POLITICS CRIME LAW)

Casi al mismo tiempo que la fiscal Viviana Fein aseguraba que «no hay pruebas de un homicidio» en el caso Alberto Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado enumeraba en otra radio 14 indicios que sus abogados y peritos recolectaron en los últimos meses para probar que en realidad su ex marido fue asesinado.

«Nuestra esperanza está puesta en la Corte Suprema. Ahora tenemos una prueba concluyente que nuevamente pareciera que para la fiscalía no lo es. Estamos a ocho meses y no se pudo avanzar en lo que es el primer tramo de la investigación», cuestionó la magistrada en su entrevista con Marcelo Longobardi en radio Mitre.

Según el equipo de peritos contratado por la querella, hay hasta 14 indicios de que Nisman no se quitó la vida:

1) Su cuerpo tiene un golpe en la pantorrilla (como si hubiese sido pateado para que se arrodillase) y un hematoma en la cabeza (según la querella, podría haber sido producido por un objeto contundente que no deja marcas, como puede ser una cachiporra rellena de arena).

2) El cuerpo del fiscal fue movido dentro del baño de su casa.

3) El recorrido que hizo la bala al ingresar en la cabeza de Nisman sugiere que no fue él quien realizó el disparo. Para haberlo hecho, debería haber tomado una postura claramente antinatural.

4) El lugar por el que ingresa la bala al cráneo (por arriba y detrás de la oreja derecha) es también inusual.

5) Según la última pericia, la pistola Bersa calibre .22 que mató al fiscal deja rastros de pólvora en las manos de quien la dispara. Ninguna evidencia de ese estilo fue encontrada en el cuerpo.

6) La puerta del baño en la que fue encontrado el cadáver no estaba cerrada desde adentro. Fue hallada entreabierta.

7) De acuerdo con las pericias informáticas, la computadora del fiscal había sido infiltrada. «Si Diego Lagomarsino era especialista informático, hacía muy mal su trabajo y lo estaba estafando a Nisman», cuestionó Arroyo Salgado.

8) El celular del fiscal fue intervenido por un desconocido luego de la muerte. Mensajes, mails y llamados fueron borrados del dispositivo.

9) Efectivos de Prefectura realizaban inteligencia sobre Nisman. La fuerza alega que era un refuerzo de su custodia, pero el investigador del caso AMIA no estaba al tanto de esa medida.

10) Hasta el momento no hubo una pericia psicológica para determinar si el difunto fiscal tenía un perfil suicida.

11) No hay una carta, nota o cualquier tipo de mensaje que Nisman haya dejado como despedida.

12) Nisman fue hallado en remera y pantalones cortos, una imagen que no habría querido dar a la hora de su muerte porque era «una persona ordenada, prolija y detallista».

13) Lagomarsino y el custodio Rubén Benítez declararon que el fiscal les había pedido un arma para su defensa, pero su madre, Sara Garfunkel, reveló que en su baulera tenía un arma propiedad del fiscal

14) Tanto Lagomarsino como Benítez declararon que Nisman les pidió el arma para «proteger a sus hijas», pero ambas estaban de viaje en el exterior con Arroyo Salgado en ese momento.

Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here