Julio Schlosser: «Valoro que Knoblovits haya declinado su candidatura a presidente en búsqueda de la unidad comunitaria»

A 13 días de que se presenten las listas definitivas de lo que serán los candidatos a presidente para la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) para las elecciones del 19 de noviembre, la actual principal autoridad de la institución, Julio Schlosser, dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca de la lista que logró conformar junto al secretario general de la entidad, Jorge Knoblovits, quien será su candidato a vicepresidente. Además, habló sobre el deseo integrar a todos los sectores de la comunidad judía en una lista de unidad.

– ¿Cuáles son los puntos en común que encontró junto a Jorge Knoblovits para ir en una misma lista?

– Los puntos que tenemos son comunes, Hemos trabajado tres años y sabemos cada uno los puntos en común, pero el más trascendente es cumplir con la misión de la DAIA, que es la lucha contra toda forma de discriminación, exclusión y, consecuentemente, contra el antisemitismo. A partir de ahí, trabajar. Los últimos tres años fueron difíciles, pero confiamos en poder trabajar en una situación un poco más tranquila y sencilla en los próximos tres. Lo que más nos motivó es la necesidad de trabajar sin disidencia dentro de la comunidad. Nosotros entendimos, y en esto le doy un reconocimiento muy especial a Jorge (Knoblovits), que en este momento de la globalización del mundo lo que está sucediendo con el ISIS y con todas las fuerzas terroristas, la comunidad judía de nuestro país debe estar unida. Es por eso que Jorge tuvo un gesto que no voy a dejar nunca de reconocer y de aceptar: que yo continúe un período más como presidente y que él sea el vicepresidente. El segundo es la invitación a sumarse a todos aquellos que integran la comunidad judía y que entienden que este es un momento de unidad. Nosotros, a partir de la finalización de Simjat Torá, empezaremos a reunirnos con todos los representativos de la comunidad judía para incorporar a nuestra lista lo mejor de lo que las instituciones tengan para conformar una comisión directiva que sea representativa del arco político comunitario. No vamos a excluir a nadie. El que nos quiera escuchar lo va a poder hacer.

– Usted desde siempre pretendió unir a Knoblovits y a Ariel Cohen Sabban en una misma lista, ¿le molestó no haber podido acordar con el tesorero de la AMIA?

– Tengo un profundo respeto y una amistad con Ariel que no se ven, de ninguna manera, afectadas porque él quiera unirse o no al proyecto. Yo creo que es legítimo que tenga sus propias inquietudes, de ninguna manera me molestó. Mentiría si te digo que no me hubiera gustado tener dentro de la comisión directiva a una persona de la valía de Ariel Cohen Sabban, pero cada uno tiene sus sentimientos y su posicionamiento. Pero todavía no cerró el plazo para unirnos, hasta el 19 de octubre sigo pensando que se puede, y además se van a incorporar personas muy valiosas para acompañarnos en este nuevo período.

– En caso de que ganaran las elecciones, ¿hay posibilidades de que incluyeran en la lista a dirigentes que se encuentran apoyando a Cohen Sabban?

– El sistema electoral no permite después de la elección la incorporación, lo que sí permite es que gente valiosa como los que van a quedar afuera, seamos nosotros o ellos, puedan ser incorporados a la Fundación Amigos de la DAIA o invitados permanentes a las reuniones del Comité Ejecutivo. Pero no nos adelantemos, seguimos pensando que la unidad comunitaria es un bien que todos debemos intentar conseguir, así que todavía no está dicha la última palabra en materia de candidaturas.

– ¿Cuáles son las diferencias que existen entre su proyecto y el de Cohen Sabban?

– El proyecto de ambas listas no tienen grandes diferencias. Lo que tenemos con la gente que ya nos está acompañando es un profundo conocimiento de lo que políticamente es y representa la DAIA. No te olvides que durante un año y medio fui invitado permanente a la comisión de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina en representación de AMIA. También fui vicepresidente de la DAIA durante seis años y ahora presidente. En este sentido he adquirido una experiencia que es realmente importante. Por eso, como nosotros no queremos y porque el estatuto de la entidad es sabio, no queremos perpetuarnos en el poder. Es que estamos invitando a incorporarse a esta nueva lista a la gente joven para que en los próximos tres años adquiera la experiencia necesaria en cargos ejecutivos para poder tomar el mando de la institución ni bien finalicemos esta cadencia.

– Knoblovits estaba muy convencido de querer ser candidato a presidente de la DAIA y lo había manifestado en varias conversaciones, ¿qué lo llevó a declinar su candidatura?

– Yo pienso que fue un gesto importante y lo motivó el convencimiento de la necesidad de la unidad comunitaria. Yo valoro que haya privilegiado la unidad comunitaria sobre cualquier otro interés por legítimo y bueno que este hubiera sido.

– Faltan dos semanas para las elecciones nacionales, ¿considera que podría influir quién fuera el ganador para la posterior elección de la DAIA?

– Nosotros creemos y queremos que la DAIA tenga una participación clara en aquello que es su misión como independencia de que se produzcan cambios en lo que es la política nacional. No creemos que haya una DAIA gane quien gane. La representación política de la comunidad judía es una sola y no puede estar sujeta a los avatares políticos de nuestro país. Lo que sí, depende cuál fuera el camino que la ciudadanía eligiera, la DAIA deberá adaptarse.

– Entonces, ¿quién lo acompaña en esa lista de unidad?

– El cuarteto está compuesto por Jorge Knoblovits, Ricardo Furman, Mario Comisarenco y yo. Mañana nos estamos reuniendo con el movimiento conservador, con partidos políticos de la comunidad y con las entidades socio-deportivas. Haremos una lista que incluya una representación más plural de la comunidad.

En la anterior elección las entidades socio-deportivas jugaron un rol relevante. En está oportunidad, ¿por dónde cree que van a pasar la elección?

– Todos los años hay conjuntos de instituciones que juegan un rol relevante. Las socio-deportivas tienen un rol reservado muy importante, las DAIA del interior, el movimiento conservador con sus afiliadas, el resto de los partidos y aquellas entidades como la Osfa-Wizo, la OSA, B`nai B`rtih, que también tienen esa importancia, y el Movimiento religioso observante tiene una capacidad de convocatoria.

¿El 19 de noviembre te ves ganador o perdedor?

– No me quiero ver como el ganador, sino como la persona que encabezó una lista de unidad comunitaria.


DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here