Netanyahu: »Construí menos asentamientos que mis predecesores»

Las fuerzas de seguridad planean arrestar a “cientos” de residentes de Jerusalén Este sospechosos de haber arrojado piedras y cócteles Molotov, anunció el jefe de la Policía, Bentzi Sau.
Sau también reveló que seis equipos de investigadores especiales serán enviados a Jerusalén para trabajar con el Servicio de Seguridad General (Shabak) y otros oficiales de defensa en el continuo esfuerzo por sofocar la ola de violencia. El jefe policial subrayó además que esas tareas están dando frutos.
“En las últimas dos semanas hemos logrado regresar la calma al Monte del Templo, en parte debido al alejamiento de los incitadores”, manifestó el comandante de la policía. “Hay una reducción importante y significativa del lanzamiento de piedras”.
Sau atribuyó el descenso de la violencia a “los esfuerzos de diálogo con los líderes locales y con la comunidad”.

Cerca de 480 residentes de Jerusalén Este han sido arrestados, durante el actual estallido de violencia.

Entre tanto, el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) detuvo a un importante líder del grupo islamista Hamás en Cisjordania.
«Las fuerzas de Tzáhal junto con las del Shabak arrestaron a Hasan Yusef, un líder de Hamás, en Betunia, al suroeste de Ramallah», expresa un parte militar.

Yusef es sospechoso de haber «instigado activamente e incitado al terrorismo» y de «alentar públicamente y alabar la ejecución de ataques contra israelíes», añade el comunicado.
«Los líderes de Hamás no deben esperar que se les permita promover la violencia y el terrorismo desde el confort de sus salones y púlpitos de las mezquitas», puntualizó el portavoz militar, teniente coronel Peter Lerner.

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, arribó al país en una visita sorpresa como parte del esfuerzo diplomático – que también incluye al secretario de Estado norteamericano John Kerry- para tratar de aplacar la ola de violencia que sacude al país desde hace un mes.
Ban Ki-moon tenía programado, al cierre de esta edición, reunirse con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbás, en Ramallah.

Por su parte, en el Congreso de la Organización Sionista Mundial el primer ministro, Biniamín Netanyahu, afirmó que durante los seis años que lleva al frente del Gobierno ha construido menos que sus predecesores en los asentamientos de Judea y Samaria (Cisjordania) y que la acusación palestina en este sentido no se corresponde con la realidad.
«Los hechos son los hechos. Las cifras son exactas. En lugar de haber incrementado; la construcción ha descendido», enfatizó.

Netanyahu puntualizó que en los últimos seis años, se ha construido a un promedio de 1.500 viviendas al año, mientras que su predecesor Ehud Olmert (2006-2009) lo hizo a un ritmo de 1.700, Ariel Sharón (2001-2005), a 1.900 y Ehud Barak (1999-2001), a unas 2.500.
Netanyahu subrayó que la denuncia palestina de que se ha incrementado la construcción en Judea y Samaria (Cisjordania), no es más que «otra de las mentiras difundidas por los palestinos», y que incluye también la de que su Gobierno rompió el statu quo en el Monte del Templo.
«Israel no trata de cambiar el statu quo en el Monte del Templo», aseveró el primer ministro.


DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here