Romero Victorica: «Está probado en la causa que a Alberto Nisman lo asesinaron»

Manuel Romero Victorica, abogado de las hijas del fiscal, afirmó que tienen pruebas «de contexto y científicas».

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, le presentó a la fiscal Viviana Fein un pedido para que la causa pasara a la Justicia federal. La presentación fue realizada mediante sus abogados y forma parte del pedido que viene haciendo desde hace varios meses por la muerte del fiscal especial de la causa AMIA, ocurrida el pasado 18 de enero.

Manuel Romero Victorica, uno de los letrados de la familia, explicó en declaraciones que la querella entiende que está demostrado en el expediente que la muerte de Nisman no fue un suicidio sino un homicidio: «Lo hicieron por su actuación en la UFI-AMIA y 24 horas antes de que fuera a explicar al Congreso una denuncia contra la Presidente», amplió.

Al respecto, argumentó que según su investigación tienen un cuadro probatorio de contexto y pruebas científicas: «En las manos de Nisman se hicieron pericias y declararon testigos que no se encontraron restos de disparos. En cambio, en la pericia del arma en el centro de investigaciones de Salta se hicieron tres disparos y en todos los casos el arma secuestrada arrojó residuos de disparo de un arma de fuego en cientos de micrones. Si en la mano de Nisman no quedó ninguno es obvio que no disparó esa arma sino que fue un tercero».

El abogado afirmó estar convencido de que al fiscal «lo asesinaron por su actuación funcional y por la denuncia» y que a partir de ello «allí la ley nos obliga a pedir el pedido de incompetencia porque es la Justicia federal la que debe investigar a los funcionarios federales que son víctimas de un crimen».

Victorica además resaltó la declaración ante Viviana Fein de Soledad Castro, secretaria de Nisman y mano derecha en la UFI-AMIA: «Fue muy elocuente el testimonio porque transmitió cosas que no había en el expediente como que el día 17 de enero a las 19 horas, cuando tiene la última conexión con ella, Nisman le pidió que preparara documentación para la presentación del día lunes en el Congreso».

Y agregó: «Nos habla de su estado de ánimo: activo, focalizado en su trabajo y en hacer bien la presentación. Jamás lo notó alterado ni preocupado por la sesión del día lunes».

El letrado dio detalles de la declaración de Castro, en las cuales da a entender que Nisman no tenía motivos para suicidarse: «El viernes, explica Castro, empezó a barajar la posibilidad de que en vez de concurrir a la Comisión de Asuntos Penales de Diputados se hiciera una sesión pública plenaria de todo el Congreso. Cuenta que hubo varios llamados con motivo de esto donde ella quería convencerlo de que no lo hiciera porque la denuncia era secreta porque contenía datos y nombres de agentes de la SIDE, de forma tal que estaba amparada por la ley de Inteligencia Nacional. Ella lo convenció pero mientras mantenían ese diálogo él expresó que quería ir, no tenía nada que ocultar».

Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here