El último de los captores de Gilad Shalit murió al colapsar un túnel de Gaza

Hamás publicó los nombres de los cinco integrantes del grupo terrorista islámico que custodiaban al soldado israelí Gilad Shalit, durante sus cinco años de cautiverio, en la Franja de Gaza.

Los cinco miembros de Hamás, Sami al Hamaidah, Abdallah Labad, Khaled Abu Bachrah, Mahmoud Rashid Daoud, y Abd al Rahman al Mubashar, involucrados en el secuestro de Shalit, han muerto desde entonces, según los reportes de los medios árabes. El último de los secuestradores, al Mubashar, murió recientemente al colapsar un túnel.

Shalit fue secuestrado en 2006 durante una operación transfronteriza perpetrada por el grupo que controla Gaza hasta el 2011; cuando Israel liberó a cambio a 1.027 terroristas palestinos presos.

Durante la incursión fueron asesinados los soldados israelíes Hanan Barak y Pavel Slutzker. Shalit resultó levemente herido.

Un año después de la liberación de Shalit, Hamás publicó un vídeo dramatizando el secuestro y la muerte de los otros dos soldados el 25 de junio de 2006.

El vídeo de propaganda emitido por al Brigada Izz ad Din al Qassam, el brazo militar de Hamás, mostró la planificación y el secuestro de Shalit, perpetrado del lado israelí de la frontera entre Israel y Gaza. El film concluye con la entrega de Shalit a Egipto, realizada por el entonces jefe del ala militar del grupo Ahmed Jaabari.

Según los testimonios de los miembros de Hamás, siete de los diez terroristas a los que les fue asignada la tarea del secuestro fueron informados de su misión en el último momento. Los secuestradores afirmaron que los explosivos, las armas y los equipos de comunicación usados en la operación fueron fabricados por la Brigada Izz ad Din al Qassam. Un túnel usado en el secuestro, según Hamás, fue mostrado a la audiencia.

El equipo encargado del secuestro recibió órdenes de esperar en el túnel hasta el amanecer, cuando consideran que los soldados están cansados y distraídos, y el número de efectivos en la zona es mínimo.

Al salir, se sorprendieron al encontrar que el túnel los llevó a escasos 300 metros de la base y uno de los cabecillas decidió que el equipo Hamas se arrastrara hacia un matorral cerca de la posición israelí.

«Si los muyahidines hubiesen sido descubiertos cuando se arrastraron hacia la espesura, la misión habría fracasado», dijo uno de los secuestradores identificado como Abu Saleh.

En el momento del ataque, sus camaradas comenzaron a disparar cohetes y proyectiles de mortero desde Gaza contra la base militar de Kerem Shalom. Un escuadrón colocó una carga explosiva en la base de la torreta de un tanque Merkava, y disparó un misil antitanque contra el mismo tras la detonación de la carga. El segundo escuadrón abrió fuego contra una torre de vigilancia. Un tercer escuadrón atacó a un vehículo blindado cercano.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here