Empresa Israelí creó un cargador de celular descartable

La compañía israelí Mobeego ha venido al rescate de todos los que hemos experimentado esa sensación exasperante de ver que la batería del teléfono se ha quedado sin vida y que no hay un enchufe cerca para cargarla.

El pasado 9 de noviembre, Mobeego anunció el lanzamiento a nivel mundial de un cargador desechable que puede suministrar energía a un teléfono celular para que funcione hasta cuatro horas más.

La unidad, que se vende por $2,50 dólares, diseñada en forma de pequeña lata de bebida energética, se conecta al terminal a través de un adaptador miniatura que cuesta $5 dólares y que sólo se compra una vez. Se puede llevar en un llavero o cartera. El adaptador es para teléfonos Android y iOS y viene con una unidad de carga incluida.

El rótulo en cada unidad dice Energy drink for your mobile (Bebida energética para su celular).

Mobeego dice que el cargador es “una solución económica, sencilla e instantánea que ha tenido en cuenta el medio ambiente”, diseñado para que un teléfono celular opere sin interrupción. Por lo tanto, elimina la necesidad de llevar un cargador corriente, una unidad previamente recargada o cables, o de buscar un enchufe cercano.

Normalmente, las palabras “desechable” y “comprometido con el medio ambiente” no van juntas, pero Mobeego ha diseñado los exhibidores donde vende los cargadores con una ranura donde pueden tirarse los que ya han sido usados, que son reciclados. Un nuevo modelo se venderá con depósito reembolsable para garantizar que más unidades sean recicladas.

¿Dónde se pueden comprar los cargadores? Mobeego está en negociaciones con potenciales franquicias en varios países, incluidos Estados Unidos, Alemania, Francia, Bélgica, Rusia, Sudáfrica, Chile e Israel.

Planea vender varios cientos de miles en los próximos meses y varios millones en 2016 en una red de ventas alrededor de todo el mundo, que incluye kioskos, tiendas de conveniencia, estaciones de trenes y autobuses, máquinas expendedoras, hospitales, aeropuertos, cines, salas de conciertos y estadios.

Las unidades son fabricadas en China, y se venderán en unidades sueltas y en paquetes dobles y de seis unidades. Cada una pesa cuatro gramos y mide entre 2,2 y 2,6 centímetros.

Un cargador sin usar puede durar hasta diez años, por lo que se pueden comprar varios para futuras necesidades.

Mobeego tiene planeado lanzar una versión más potente para cámaras como GoPro Hero y Xiaomi Yi, que venderá en tiendas deportivas y estaciones de esquí.

La compañía se fundó en 2014 por un equipo de emprendedores israelíes cerca de Ashdod, sobre el Mediterráneo.

Fuente: es.israel.org.ar

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here