Claudio Avruj pidió la unificación de las causas por agresiones de agrupaciones neonazis

El funcionario nacional manifestó su «preocupación por esta sucesión de hechos» y aseguró el compromiso férreo de trabajar para poder detectarlos, erradicarlos y hacer un trabajo de educación para prevenir que esto se pueda repetir».

La escalada de ataques de grupos neonazis en Mar del Plata motivó la llegada a Mar del Plata del secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj, quien mantuvo una intensa agenda de reuniones sobre esta problemática. El funcionario pidió en la fiscalía local la unificación de todas las causas que se están tramitando sobre estas agresiones y, junto al subsecretario de Protección y Derechos Humanos, Brian Schiapira, hizo su propia presentación institucional, con el objetivo de “plantear la preocupación y la necesidad de que esto se esclarezca, se lleve a juicio y se castigue a los responsables”.
Tras manifestar su “preocupación por esta sucesión de hechos”, expresó su “compromiso férreo de trabajar para poder detectarlos, erradicarlos y hacer un trabajo de educación para prevenir que esto se repita”.
Además, Avruj se reunió con el presidente de la Asociación Marplatense de Derechos por la Igualdad (Amadi) y, a la vez, víctima reiterada del accionar neonazi, Javier Moreno, y con referentes de varias entidades integrantes de la Asamblea por una Sociedad sin Fascismo, quienes le plantearon sus preocupaciones.
Asimismo, el funcionario nacional, quien también estuvo acompañado por el Director Nacional de Diversidad Sexual, Diego Borisonik, se reunió con el intendente Carlos Arroyo y con la Mesa de Derechos Humanos en el Concejo Deliberante.
“Nosotros venimos monitoreando esto y consideramos que es un problema que fue creciendo y que requería la mayor atención de la Nación, porque no se trata de un problema aislado. Cuando aparecen grupos xenófobos, neonazis, autoidentificados como neonazis, que sabemos que trabajan en red con otros grupos a lo largo y ancho del país, no se trata de un problema de Mar del Plata y debemos ponerle freno desde la autoridad máxima, en este caso de Derechos Humanos, porque grupos atentan contra los derechos humanos porque se definen por la discriminación, intolerancia, intemperancia, la violencia”, indicó Avruj, señalando que el gesto de su visita a Mar del Plata es “por convicción y porque la función lo requiere”.
Sobre la “tibia” reacción del intendente Arroyo que le plantearon los referentes de las distintas entidades con las que se reunió, el funcionario aseveró que: “No quiero juzgar hacia atrás, me llevo el compromiso en la reunión que tuvimos con el intendente, la directora de derechos humanos y el secretario de gobierno, de absoluto repudio del accionar de estos grupos neonazis”.
En cuanto a Carlos Pampillón, señalado como referente de alguno de los grupos agresores, indicó que “lo conozco por la información que me han dado, pero más allá de quién es la persona yo estoy involucrado en poder poner freno al accionar de estos grupos que representa. El está denunciado, sé que está pronto a ser elevado a juicio por otros casos -la pintada en la sede de Residentes Bolivianos, el ataque al Monumento a la Memoria-. Acá se trata de una organización de varios grupos que están confluyendo y la investigación tiene que ir hacia todos ellos”.
Avruj recorrió el bar Nevermind, propiedad de Moreno y foco, como su referente, de ataques. Allí mantuvo una reunión con representantes de Amadi, de La asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (Attta), la Asociación Mar del Plata Igualitaria (AMI). Además estuvieron el defensor del pueblo Fernando Rizzi, la secretaria de derechos humanos de la comuna, Sonia Rawicki, el concejal Juan Aicega y el abogado de derechos humanos José Luis Zerillo.
Sobre el encuentro, el funcionario entendió que “fue una conversación madura, donde nos han hecho saber de sus preocupaciones, incluso temores y hay que entenderlos. Los decisores políticos tienen que entender que las víctimas tienen miedo, entonces frente al miedo se necesita que el aparato de Estado se ponga a disposición desde justicia, las leyes y la seguridad”.

“Me siento conforme”

“En lo personal me siento conforme porque creo que hay buena voluntad e interés en frenar esta avanzada neofascista desde diferentes estamentos del poder”, reconoció Javier Moreno, tras la reunión. De todas formas aclaró que “sigue preocupándome la declaración anterior del intendente, pero vamos a ver si después de estos encuentros, entre que ha venido el Inadi a abrir especialmente una boca para denuncias y el acercamiento del secretario nacional de Derechos Humanos, entiendo que es una señal clara de querer frenar esto”.
“Desde el Estado hay que emitir un mensaje claro a la sociedad toda de que queremos seguir construyendo una sociedad donde no haya lugar para que algunos grupos puedan demarcar al diferente, hostigarlo y maltratarlo hasta matarlo. En cuanto a ideología, cualquiera puede pensar lo que quiera, puede rechazar o disgustarle personas con otra nacionalidad, orientación sexual diferente a la mayoría, pero eso no puede habilitar, de ninguna manera, al accionar violento contra las personas que pertenezcan a esos colectivos”.
Moreno reconoció que además de esta preocupante situación de agresiones neonazis, pudieron plantear otras preocupaciones que tienen que ver con cuestiones de diversidad y género. “Hablamos algunas cuestiones para hacer en Mar del Plata y nos llena de optimismo pensar que vamos a poder articular con el Estado

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here