Así aplica el Estado Islámico la Sharia dentro de su «capital» en Siria (VIDEO)

Dos jóvenes grabaron las atrocidades del grupo terrorista, que no les otorga derechos a las mujeres. «Hemos perdido nuestra feminidad», denuncian.Ejecuciones, latigazos y lapidaciones en el principal bastión yihadista.

Dos mujeres sirias grabaron las atrocidades del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en su principal bastión con cámaras ocultas, aún a riesgo de ser ejecutadas en caso de ser descubiertas, según consignó Expressen TV, filial sueca de la CNN.

Cubiertas con velos, muestran el drama que cotidianamente viven aquellos que padecen la estricta aplicación de la Sharia -ley islámica- en Raqqa, conocida como la «capital» del grupo terrorista. Entre otras cosas, las imágenes exhiben la falta de derechos de las mujeres, a quienes no se les permite mostrar la cara. Ni siquiera en publicidades ni en los envases de los productos.
«Todo el mundo se ha ido», aseguran. Ocurre que en los últimos meses la coalición internacional, así como Rusia y sus aliados, intensificaron los ataques aéreos con el objetivo de lastimar al grupo donde más le duele: Raqqa.
Las mujeres van de compras, filman ejecuciones y toman taxis. El conductor les explica que subir a mujeres puede tener un costo: 30 latigazos. Y, no conforme con eso, los terroristas también castigan a las mujeres que se suban.
Los terroristas gobiernan la ciudad a puño de hierro
«Combatientes extranjeros de ISIS establecieron puestos de control, piden sus identificaciones a los sirios y las utilizan para huir a Turquía», señalan con las voces cambiadas las mujeres encargadas de grabar las atrocidades de la ciudad.
El video fue filmado a fines de invierno y también muestra los escombros de lo que alguna vez fue el santuario Uwais al-Qarni, clave para sufíes y chiítas musulmanes.
En un crudo relato, se muestra cómo tienen vetado aparecer en publicidades. «A todas las mujeres les gusta mostrar sus caras. Hemos perdido esa opción. Hemos perdido nuestra feminidad», afirma Um Mohammad, una de las que introdujo la cámara oculta.
«Espero quitarme el niqab y la oscuridad que nos encubre. Nada es más importante que la libertad», manifiesta una de las mujeres.
Iniciada la guerra civil siria hace cinco años, el Estado Islámico se hizo del control total de Raqqa en enero de 2014 y poco después lo proclamaría la capital del califato. Desde 2011, el conflicto dejó más de 270.000 muertos y millones de desplazados. De hecho, Unicef anunció que ya uno de cada tres niños sirios han nacido durante la guerra.
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here