La primera boda gay de la comunidad judía se realizó en NCI Emanuel

Este domingo, Romina Charur y Victoria Escobar se convirtieron en la primera pareja de Latinoamérica en contraer matrimonio religioso igualitario en una sinagoga y según el rito de la religión judía. La boda se llevó a cabo en el templo NCI-Emanu, ubicado en el barrio porteño de Belgrano.
Días atrás, la pareja había manifestado que la importancia de la unión trasciende el acto simbólico, ya que tienen intenciones de tener hijos y darles una educación judía. Es que, luego del casamiento, se les entregó un documento nupcial (la ketubah) que luego será requerido al tener hijos, para demostrar que nacieron bajo el seno de un matrimonio judío y así poder inscribirlos en establecimientos educativos de la colectividad.
La pareja se conoció hace siete años. En ese momento, Charur, nacida en el seno de una familia judía conservadora, retornó a la práctica religiosa cuando conoció a su compañera de vida, Escobar, la católica no practicante con la que contraería matrimonio civil en 2014. «Comencé interesándome por las fiestas, después la acompañé a Romi al templo y de a poco me comencé a interesar más», dijo Escobar cuando ambas visitaron el estudio de Infobae.
En esa oportunidad, ambas calificaron este acto como «un paso histórico entre la homosexualidad y el judaísmo hacia una mayor inclusión, porque a partir de eso, otras comunidades van a aprobarlo también».
La homosexualidad es un debate aún no saldado dentro del judaísmo, porque mientras los ortodoxos la siguen considerando un pecado, las ramas conservadora y reformista han hecho avances importantes en el camino de la inclusión
Hace diez años, el Committee on Jewish Law and Standards del movimiento conservador aceptaba como parte de la «halajá» (recopilación de leyes, costumbres y tradiciones judías) la ordenación de rabinos y rabinas homosexuales y el matrimonio entre personas del mismo sexo, dejando a criterio de cada sinagoga el incorporarlo en su comunidad.
Y así fue como el pasado 21 de marzo la Asamblea de la Comunidad NCI-Emanu El de la Ciudad de Buenos Aires aprobó por unanimidad la adhesión a la Responsa (norma judaica) del Committee of Jewish Law and Standards de la Asamblea Rabínica del Movimiento Conservador, dejando allanado el sendero para el casamiento religioso de Charur y Escobar.
El director ejecutivo de la Fundación Judaica, Eddy Huberman, calificó la decisión de la Comunidad Emanu El como «un paso necesario para garantizar los mismos derechos a todos los miembros de la comunidad». «En la participación comunitaria no había restricciones, pero todavía no se había realizado un casamiento igualitario en una sinagoga y estamos muy orgullosos de ser parte del primero», dijo.
En la celebración estuvo presente la dirigente social del área de derechos humanos y del colectivo LGBT en Argentina, María Rachid, quien manifestó: «Que una religión como la judía celebre este primer casamiento en América Latina es un reconocimiento muy importante para nuestras familias».
Fuente: Infobae

1 COMENTARIO

  1. Felicitaciones es una bellísima obra de bien. No como en mi caso que hace meses y meses que estoy en busca de la verdad comencé a indagar sobre judaísmo me sentí plenamente identificada con esta bella Nación y en ningún lado me abrieron las puertas por no ser judía o tener orígenes judío , realmente me dio mucha tristeza semejante desprecios, porque porque no estaba haciendo ningún daño sino todo lo contrario,solo encontrándome con el creador , porque si yo como profesional de la educación despreciase a un chiquito con diferente patología como las que a diario hace 23 años sería muy triste para el padre porque siempre digo lo mismo, cuando los docentes de educación especial, tenemos proyectos, los alumnos tienen futuro. Bellísima tarea la del equipo de esa sinagoga por aceptar la necesidad de ese futuro matrimonio.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here