«Israel no tiene amenazas existenciales»

El ex jefe del Estado Mayor, teniente general (retirado) Benny Gantz, manifestó en una conferencia que Israel no está bajo amenazas existenciales. Sin embargo, Gantz, que condujo las fuerzas armadas entre 2011 y 2015, indicó que algunas de las amenazas latentes podrían desarrollarse, tales como el programa nuclear iraní y la posibilidad de que el Estado Islámico adquiera armas químicas o biológicas.

Si el Estado Islámico adquiere armas químicas; es seguro que la usará aseveró Gantz durante una disertación ofrecida para la Universidad Abierta, en Haifa.

Por lo tanto, apuntó el ex alto mando, se necesita avanzar en el desarrollo de la inteligencia y las capacidades ofensivas del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal).

“Necesitamos derrotar completamente al Estado Islámico hasta que ese fenómeno desaparezca”, dijo Gantz.

«Se trata de una especie de idea y un tipo de organización cuya existencia el mundo libre no puede aceptar”.

«Se necesita llevar a cabo una guerra terrestre, incluyendo a las fuerzas internacionales, pero asegurándose de que las coaliciones locales en el Medio Oriente Medio garanticen de que el problema no vuelva a ocurrir», añadió.

Al predecir la «generación del caos», Gantz fue pesimista con respecto al corto plazo. El ex comandante de Tzáhal vaticinó que los actuales conflictos regionales no son propensos a desaparecer pronto.

Sobre la amenaza nuclear de Irán, el ex jefe del Estado Mayor resaltó que Israel necesita no sólo desarrollar la inteligencia y las capacidades ofensivas y defensivas; sino que también debe ser capaz de negociar y cooperar con los organismos internacionales.

En cuanto a la situación en el país, Gantz hizo hincapié en la necesidad de «no renunciar a nuestros valores y nuestro estilo de vida durante esta guerra contra el terrorismo”.

«El cambio de los valores y del estilo de vida en Israel y el mundo occidental sería un triunfo para el terrorismo”, enfatizó. «También debemos esforzarnos por ofrecer al mundo islámico una alternativa a la idea jihadista”.

«Y, sobre todo, la sociedad israelí tiene que mantener la cohesión interna y la unidad», advirtió Gantz. «Este es el secreto de nuestra fuerza nacional y no debemos permitir que determinados factores nos dividan y desgarren nuestra sociedad desde adentro».

Gantz no es el primer ex oficial de seguridad de alto nivel que estima que la amenazas a la existencia de Israel han se han retirado, por el momento.

En enero pasado, el saliente jefe del Mossad, Tamir Pardo, dijo en una entrevista ofrecida al diario Maariv que Israel es un » país muy fuerte».

«Ya pasó la época en que Israel, como un estado joven, se veía obligado a enfrentar temores existenciales», subrayó Pardo.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here