Alejandro Rua: “El pase a la justicia federal va a abrir un largo derrotero de indefinición».

Argentine prosecutor Alberto Nisman, who is investigating the 1994 car-bomb attack on the AMIA Jewish community center, speaks during a meeting with journalists at his office in Buenos Aires in this May 29, 2013 file photo. State prosecutor Nisman accused President Cristina Fernandez de Kirchner on January 15, 2015 of trying to orchestrate a cover up in the investigation of Iran over the 1994 bombing of the AMIA Jewish community center in Buenos Aires. Nisman, investigating the blast that killed 85 people, said Fernandez de Kirchner has pushed to drop the charges and normalize relations as a way of tapping Iranian oil needed to narrow Argentina's $7 billion per year energy gap. REUTERS/Marcos Brindicci/File (ARGENTINA - Tags: POLITICS CRIME LAW)

“El pase a la justicia federal va a abrir un largo derrotero de indefinición de lo sucedido, si fue un homicidio, si fue un suicidio o un suicidio inducido, y muy difícilmente pueda dar una respuesta sino que se va a encargar, como en todas las variantes de encubrimiento del caso AMIA, de señalar las responsabilidades de las autoridades pública en la falta de resultados”, dijo Alejandro Rúa, abogado vinculado a Memoria Activa y querellante en la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA en la que están siendo juzgados Carlos Menem, Hugo Anzorreguy y el ex juez Juan José Galeano, entre otros.

Después del fallo de la Corte Suprema, que dispuso que el caso pase al fuero federal, el juez federal Julián Ercolini recibió ayer los 62 cuerpos del expediente. Hoy llegarán a Comodoro Py cajas con pruebas a las fiscalía especial que creó Eduardo Taiano, quien tendrá a su cargo la instrucción.

Según Rúa, que también representa al ex canciller Héctor Timerman en la denuncia por la firma del acuerdo con Irán, el pase a los tribunales federales de la investigación por la muerte de Nisman “es otra vuelta del caso AMIA en el que nunca hay una resolución sobre lo sucedido sino una permanente atribución de responsabilidades sobre por qué no se llega a una determinación judicial de los hechos”.

Respecto del fallo de la Corte, consideró que “es una resolución que parece ser mesurada en relación a los debates que tuvo el caso, hubo muchos dictámenes asumiendo definiciones bastante tajantes sobre la muerte de Nisman, tanto posicionados en la hipótesis del homicidio como en la del suicidio y la Corte resolvió que la competencia del caso es federal sin posicionarse en ninguna de las dos”. En la interpretación de este abogado, la Corte “dijo que no cabe duda de que Nisman era un agente federal y que respecto del motivo de su muerte no se puede descartar que haya tenido que ver con su función, no lo afirmó pero indicó que esa hipótesis persiste, y por lo tanto corresponde el pase del caso al fuero federal”.

Según Rúa, “la Justicia federal no se especializa en homicidios, pero la variante no tiene que ver con si fue o no un homicidio, hasta ahora parecía ser que si era un suicidio correspondía a la justicia ordinaria y si era homicidio la competencia tenía que ser federal. En este caso para la Corte el pase al fuero federal implica la posibilidad no descartada en el trámite de que esta muerte, sea cual fuere el motivo, haya tenido que ver con su función”.

El letrado recordó que la Corte falló en sintonía con “lo que ha dicho la familia”, en referencia a la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado. El ex fiscal del juicio a las Juntas Luis Moreno Ocampo había advertido que “mandar la investigación (por la muerte de Nisman) al fuero federal” era “mandarla a la guarida de Nisman”.

Pagina 12

 

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí