La DAIA apela ante la Cámara Federal el archivo de la denuncia de Nisman

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) presentará este martes a través de sus abogados el recurso de casación tendiente a lograr que la Justicia decida abrir a investigación la denuncia formulada por el fiscal Alberto Nisman contra la entonces presidenta Cristina Fernández, cuatro días antes de aparecer muerto de un balazo en la cabeza en el departamento en el que vivía.

Los abogados de la DAIA presentarán el escrito ante la sala I de la Cámara Federal penal porteña, el último tribunal que le cerró la puerta a su petición, rechazada originalmente por el juez Daniel Rafecas. El recurso es para que esta decisión sea revisada por la Cámara Federal de Casación Penal.

La semana pasada ya había presentado su propio recurso el fiscal Germán Moldes, aunque se supone que éste no será mantenido por su colega ante la Casación, Javier De Luca, por lo que la esperanza de la DAIA es ser aceptada como querellante y que se abra a estudio su propia apelación.

En el caso tendría que intervenir la sala I de la Cámara Federal de Casación, presidida por Ana María Figueroa e integrada con dos jueces subrogantes de la sala IV, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos. Este tribunal no llegó a intervenir el año pasado por la decisión de De Luca de no mantener el recurso de Moldes. Pero ahora podría llegar a aceptar a la querella de la DAIA.

Tanto esta entidad como la AMIA le pidieron el mes pasado a Rafecas investigar la denuncia de Nisman que él mismo había archivado el año pasado. Antes de morir, el fiscal había denunciado a la ex presidenta por un presunto encubrimiento de los iraníes acusados de haber planificado el ataque terrorista contra el edificio sede de ambas instituciones en 1994 con el saldo de 85 muertos.

Según Nisman el encubrimiento estuvo dado a partir del Memorándum de Entendimiento firmado en 2013 con ese país para interrogar allí a los acusados por el fiscal pero sin someterse plenamente a la soberanía de la Justicia argentina sino a una comisión internacional que evaluaría las pruebas sin plazos.

El pacto nunca llegó a cumplirse porque si bien el Congreso argentino lo aprobó inmediatamente el mismo no fue ratificado por las autoridades legislativas iraníes. Además, el Memorándum finalmente fue declarado inconstitucional por la misma sala I de la Cámara Federal penal porteña que confirmaría luego el archivo de la posterior denuncia de Nisman.

Los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Freiler dijeron que no hay nuevos elementos para modificar lo que ya resolvieron el año pasado. En cambio, para la AMIA y la DAIA, una causa paralela abierta contra el ex canciller Héctor Timerman podría servir para abrir a investigación la denuncia.

Freiler y Ballestero dijeron que esa prueba -una conversación telefónica en la que Timerman admitiría que los autores del atentado fueron los iraníes- no es tal ya que tanto Timerman como el entonces titular de la AMIA, Guillermo Borger, negaron haberla grabado, por lo que se presume sería de una escucha ilegal.

En su recurso de casación de la semana pasada, el fiscal Moldes dijo que «la viabilidad de las pruebas pedidas» por su colega de primera instancia, Gerardo Pollicita, a Rafecas el año pasado, «son útiles y conducentes». Sin embargo, ellas no fueron llevadas a cabo porque no se abrió la causa.

«No podemos condenar la denuncia del fiscal Nisman a un estado de hibernación perpetua cuando, no obstante el desestimiento de mi recurso anterior por parte del fiscal De Luca, la Cámara de Casación no ha dado por finiquitada su tramitación», expresó Moldes en su escrito.

«Contraría ello el más elemental sentido de la lógica porque, en el estado embrionario del proceso de conocimiento, no hay posibilidades de negar con certeza que existió un delito», añadió Moldes para reforzar la idea de que la denuncia debe ser investigada.

Con el mismo espíritu será presentado hoy el escrito de apelación de la DAIA, según dijeron fuentes allegadas a la presentación. Es decir, según esas fuentes, la entidad política de la comunidad judía «sólo pide investigar».

Rafecas reivindicó recientemente en público su decisión de no abrir la causa por la denuncia de Nisman mientras un grupo de intelectuales, políticos y otras personalidades firmaron una solicitada en la que pidieron al Consejo de la Magistratura su destitución.

Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here