La UNESCO aprobó una resolución que niega lazo entre el Judaísmo y el Muro de los Lamentos

unesco-2

El consejo Ejecutivo de la Unesco, compuesto por 58 países, adoptó hoy una resolución en la que se niega todo vínculo entre el Monte del Templo de Jerusalén y el judaísmo, limitándose a considerarlo un lugar de culto musulmán, la mezquita de al-Aksa.

De los países que votaron, 24 lo hicieron de forma afirmativa, seis en contra y 26 se abstuvieron.

El texto pone en duda la vinculación entre el judaísmo y el Muro de los Lamentos, que según los judíos es un tramo de la pared que rodeaba la plaza del Segundo Templo, destruido por los romanos en el año 70. Israel intentó bloquear la resolución o al menos suavizarla, pero solo consiguió persuadir a unos pocos países. El texto, que condena a Israel en muchos aspectos relacionados con Jerusalén y los lugares santos, fue impulsado por los palestinos junto a Egipto, Líbano, Argelia, Marruecos, Omán, Catar y Sudán.

El contenido señala que Jerusalén es sagrada para las tres religiones monoteístas mayoritarias: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Pero incluye una sección especial sobre la Explanada de las Mezquitas, que los judíos denominan Har HaBayit (Monte del Templo en hebreo) y los musulmanes llaman Haram al Sharif (Noble Santuario en árabe). La resolución subraya que la Explanada es sagrada solo para los musulmanes, no incluye su denominación en hebreo ni su equivalente en inglés (Temple Mount) y los nombres que aparecen son Haram al Sharif y Al Aqsa, denominación de la principal mezquita de la Explanada, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

el comité ejecutivo de la Unesco elaboró una resolución similar en la anterior conferencia de la organización, en abril, que fue aprobada con el apoyo de varios estados encabezados por Francia. Esto causó una crisis diplomática entre franceses e israelíes y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llamó al presidente francés, François Hollande.

En las últimas semanas, el embajador de Israel en la Unesco, Carmel Shama-Hacohen y los embajadores de Israel recorrieron diversas capitales del mundo para intentar convencer al mayor número de Estados posible para que votaran en contra de la resolución o se abstuvieran.

Shama-Hacohen mostró un dossier del ministerio de Exteriores que incluye investigaciones arqueológicas israelíes que muestran la conexión entre Jerusalén y los judíos.

Denunciá esta resolución en: https://www.change.org/p/unesco-stop-denying-the-jewish-connection-to-israel-and-the-holy-sites

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here