Shimon Samuels: «Hay un lobby árabe para robar la identidad judía»

El director de Relaciones Internacionales del Centro Simon Wiesenthal, Shimon Samuels criticó con dureza la resolución de la Unesco que este martes volvió a negar el vínculo entre el judaísmo y el Muro de los Lamentos, y afirmó que la votación fue conseguida a través de un «lobby árabe» cuyo interés es «robar la identidad judía».

El académico explicó la importancia del área en la historia de la religión. «Los cristianos y musulmanes tienen muchos lugares sagrados. Para los judíos, es uno, el más importante. Aunque haya otros, el kotel es el muro que representa al templo». En ese sentido, destacó que hay suficientes pruebas arqueológicas para mostrar las huellas del Templo de Salomón y el Segundo Templo en el mismo lugar, varios siglos antes de Cristo.

«Es un bluff, una mentira de la ONU», señaló a InfobaeShimon Samuels desde París, donde se realizó la reunión del Consejo Ejecutivo. El documento denomina el lugar 19 veces como la mezquita de Al Aqsa y no hace mención al Monte del Templo.

Para Samuels, quien recibió en 2005 la Legión de Honor (la más importante distinción francesa), la votación fue el punto sustancial de «un procedimiento que busca robar la identidad judía y también la cristiana», recordando la iniciativa de 2012 para nombrar a la Iglesia de la Natividad, construida donde nació Jesús, Patrimonio de la Humanidad bajo territorio palestino. «Quieren islamizar. Y en el caso de Israel, el propósito es suprimir su historia, narrativa y patrimonio. La idea es borrar 3.500 años de la historia», consideró.

A su vez, Samuels advirtió que la medida podría causar unalegitimación de futuros terroristas: «Es el gran problema. Los árabes jóvenes reciben esta propaganda como una interpretación de que los judíos están siendo desenmascarados como ladrones que tratan de robar el patrimonio que no les pertenece. Así lo explica Hamas. Todo está orquestado, planificado y no va a terminar».

En tanto, indicó que la votación «puede crear más violencia en Medio Oriente», en las zonas aledañas al Monte del Templo y también políticamente, ya que considera que «los países sunitas están con Israel» y esta resolución «los puede afectar».

Por otra parte, el académico destacó que la resolución «daña muchísimo» la legitimidad de la Unesco e incluso podría afectar su funcionamiento, ante el retiro del apoyo monetario de algunos países. En 2012, tras la unión de Palestina al organismo, Estados Unidos e Israel retiraron su financiamiento, al considerar que primero se debe alcanzar un acuerdo de paz antes de que se le otorgue pleno reconocimiento en foros internacionales. «Japón, que sustenta casi el 10 por ciento de los gastos, anunció que podría dejar de dar su apoyo. Otros países, como gran Bretaña o Alemania, están al borde. Están hartos», repasó.

Según explicó, la votación se trata de «un asunto de lobby y apoyos políticos», lo cual le fue expuesto en una conversación con un diplomático latinamericano. «Me dio una respuesta muy cálida, pero me dijo que necesitaba los votos árabes para decidir la presidencia de una comisión», indicó, sin revelar la identidad ni el país.

Sobre la directora general de la Unesco, Irina Bokova, quienrecibió amenazas de muerte tras mostrar reparos a la propuesta árabe, Samuels opinó que «para ella es muy difícil, porque no está de acuerdo, pero no tiene la palabra, no tiene la fuerza». Luego, indicó que Bokova «está pasando una abominación».

Infobae

(Foto: Nicolás Stulberg)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here