Una empresa israelí desarrolla el futuro de la cerveza

La empresa israelí Glassify desarrolló un microchip, que va pegado en la base de un vaso de cualquier bebida, que puede vincularse a una aplicación de smartphone y permite enviarle los datos del consumidor a las empresas, mientras que la misma le ofrece a los consumidores las promociones de esos productos.

Glassify dice que podrían producir esos vasos de alta tecnología por casi el mismo precio que uno regular.

«Glassify busca que los clientes digan su edad, género y preferencias, datos que son muy importantes para la industria, debido a que el consumidor obtendría la bebida y las promociones que le importan, mientras que la cervecería y el bar serían capaces de orientar a los consumidores en función de las cosas que les gusta, lo que los atrae a venir más al bar», explica el CEO de Glassify, Ben Biron.

Glassify prevé una revolución en la cristalería en todo el mundo donde los vasos inteligentes se convierten en una mercancía similar a los teléfonos inteligentes explica The Jerusalem Post.

El primer lote debe llegar al mercado en América del Norte y Europa en el primer trimestre de 2017.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here