Por primera vez en la historia las mujeres rezaron con rollos de la Torá en el Muro de los Lamentos

En un hecho histórico, los dos movimientos no ortodoxos principales de Israel, el reformismo y el conservadorismo, marcharon hacia el Kotel con Torot, algo inédito ya que la ortodoxia impide a grupos no ortodoxos ingresar en la zona general del Kotel con Torot, en especial si el grupo está integrado por miembros del Neshot Hakotel, las Mujeres del Muro

Únicamente los hombres pueden utilizar los rollos con los textos sagrados, ya que las mujeres, según la interpretación ortodoxa del judaísmo, ni siquiera los pueden tocar. Es por que que desde hace más de 20 años que las mujeres están peleando por su derecho de rezar abiertamente en el Kotel, ya que las mujeres no pueden llevar, cargar ni leer una Torá, y además no pueden usar talit.

Por primera vez, no solo introdujeron los rollos de la Torá, sino que tanto hombres como mujeres pudieron rezar con ellos. Primero por separado, cada grupo en su zona de rezo. Después, todos juntos, pero no en el Azarat Yisrael —el espacio marginal designado por el Gobierno israelí para un futuro lugar mixto de plegaria— sino en la misma plaza del Kotel, cerca de los espacios tradicionales segregados publicó El País.

La llegada de las rabinas con los rollos de la Torá hasta el mismo Muro de las Lamentos no fue tarea fácil. La procesión que atravesó la muralla de la ciudad vieja de Jerusalén rebasó cantando el puesto de control habitual de seguridad y entonó el Aleluya hebreo al pisar la sagrada plaza. Hombres y mujeres portaban los rollos. Ellas, abrazándolos firmemente contra el pecho, como si de un bebé se tratara. Entre abucheos y gritos de “nazis” lanzado por grupos de judíos ultraortodoxos lograron su objetivo. “No es la primera vez que entramos en el Kotel con los rollos y nos detienen por ello, pero sí es la primera vez que no lo hacemos a escondidas”, reconocía la rabina Sandra Kochmann, del movimiento conservador Masorti.

Fue un hito histórico, al que contribuyeron, y mucho, los hombres del movimiento reformista judío. Ellos fueron rodeando a las mujeres que se llevaron la mayor parte de los empujones y manotazos propinados por los ultraortodoxos judíos, que trataban de arrebatarles los rollos de la Torá para impedir que las mujeres los introdujeran en su espacio de rezo en el Muro de las Lamentos.

A escasos metros, varias decenas de policías israelíes desplegados por si la trifulca llegaba a mayores apenas tuvieron que intervenir. Tan solo actuaron para separar a algunos hombres de ambos bandos —ultraortodoxos y reformistas— que llegaron a las manos en la disputa religiosa.

Los hechos fueron calificados de “desafortunado incidente” por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que además advirtió a través de un comunicado que “la violación unilateral del statu quo en el Muro de los Lamentos mina los actuales esfuerzos por alcanzar un compromiso”.

Su mensaje directo tuvo inmediata respuesta de quienes defienden los derechos de las mujeres a orar en el Kotel en igualdad de condiciones con los hombres. “No solo luchamos por un lugar de rezo igualitario, luchamos por la igualdad entre hombres y mujeres. El Gobierno aprobó una zona mixta de rezo, pero tal y como está ahora no sirve. Es un espacio discriminado, y las obras para equipararlo a los lugares tradicionales de rezo no parece que avancen. Por eso seguimos y seguiremos viniendo cada mes a rezar en la zona de las mujeres”, explica Sandra Kochmann.

El rabino jefe del Kotel, Shmuel Rabinowitz, considera que esta actitud de las mujeres y los judíos reformistas “atiza la llama, convirtiendo el fuego de la disputa en una eterna hoguera”. Rabinowitz, pidió a los fieles que no entren en provocaciones, y a los reformistas y conservadores que permitan a Netanyahu, “actuar con sensibilidad y juicio para poner fin a esta guerra civil”.

Según la ortodoxia judía, las mujeres no solo tienen prohibido tocar la sagrada escritura sino que tampoco pueden vestir el talit o colocarse el tefilin (atributos de rezo reservados a los hombres), ni orar en grupo o en voz alta. Son privilegios masculinos con los que reformistas y conservadores quieren acabar. “Cada día debería permitirse a las mujeres leer la Torá… pronto llegará el día que podamos celebrar también aquí ceremonias como el Bar Mitzva”, decía la rabina reformista Anat Hoffman, líder del movimiento Nasot Ha Kotel (Mujeres del Muro de las Lamentaciones). Hoffman, detenida varias veces porque lleva más de 30 años infringiendo las normas y rezando en el Muro con la cabeza cubierta por la kipá y portando el talit, pudo por fin este miércoles alzar libremente un rollo de la Torá y recitarlo en voz alta.

3 COMENTARIOS

  1. Me da pena decirlo pero solo la guerra con los arabes mantiene unido a nuestro pueblo. Si no hubiera guerra con los arabes, empezarían a pelearse los religiosos con los laicos, los de izquierda con los de derecha, los azkenazim con los sefaradim, los judios blancos conlos judios negros…. Israel con PAZ sería un caos. Mientras siga existiendo la gran amenaza a su existencia por parte de los paises islamistas, Israel se mantendrá unido…

  2. no veo mas que el veneno del post modernismo que solo busca fundirnos a todos en una sola mezcla informe y vacìa de propòsito en nombre de la libertad. Si bien es cierto que la mujer tiene derecho a estudiar y leer la torà creo que no hay que cambiar los roles que le corresponde a cada uno, porque eso seria justamente negar lo que la torà plantea, y eso es que cada genero tiene un proposito y este no es ni mas ni menos honroso que el otro.
    yo solo veo el capricho de un sector que se dice amante de la Tora pero que no hace mas que negàrla.

  3. Muchas cosas que se atribuyen como roles de genero. Son roles no toraicos. Yahveh jamás hizo diferencia de sexo en la adoración. En danzar con una torah. Etc. Es el hombre quien ha establecido esos limites. Pero es el tiempo de la restauración. Entonces la mujer mo debería ir a la guerra. Esta renovación nadie podrá detenerla. Mas bien deben apoyarla.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here