Exposición ADN DADÁ en el CCK: «La idea es mostrar la herencia del movimiento del dadaísmo»

La embajada de Rumania en Argentina y con el apoyo del Centro Cultural Rumano presentará, el martes 29 de noviembre a las 18:00 en el Centro Cultural Kirchner, la exposición «Valija Dadá» enmarcada en una serie de actividades por el centenario de este movimiento que dio inicio a lo que se conoce en la actualidad como el arte moderno que surgió de artistas judíos rumanos: Tristan Tzara, Marcel Janco, sus hermanos Jules y Georges y Arthur Segall.

La Cadena Judía de Información Vis a Vis dialogó con la curadora de la exposición, Antigona Silvia Rogozea, directora de Programación del Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Bucarest, acerca de esta muestra que se presentará por primera vez en Argentina y que combinará diferentes texturas, como lo mencionó la curadora en la entrevista.

Además se podrá ver un documental hecho al estilo dadá llamado «Aliá Dadá» dirigida por Oana Giurgiu que cuenta la historia de los judíos rumanos dadaístas que emigraron hacía Palestina, hoy, el Estado de Israel.

– ¿Cómo fue el proceso de selección de las obras que se expondrán en «ADN DADA»?

– La idea es mostrar la herencia de todo este movimiento del dadaísmo. Las obras que se expondrán son del último año por artistas muy jóvenes de no más de 35 años. La otra cuestión es que estuve adaptando la selección a los gustos argentinos. Tengo entendido que en Argentina que al público le encantan las obras que tienen diferentes texturas: textil, objetos, porcelana, cerámica o metal. Seleccionamos varias obras que van desde videos, hay dos artistas que van a hacer performance, obras textiles, collage digitales en diferentes texturas, objetos chicos en porcelana, etc.

– ¿ Por qué crees que el movimiento del dada es tan interesante investigarlo en el Siglo XXI?

– Por que fue el momento disruptivo de la cultura moderna. Fue la primera evolución en las bellas artes por que ellos (por los inventores del dadaísmo) cuando aparecieron el arte era proporción, color, composición. Todos tenían que hacer lo mismo, pero cuando ellos aparecieron con el poder del caos artístico surgieron después todas las otras corrientes del arte: la vanguardia, el surrealismo, el abstracto impresionismo, etc. Todo eso surgió del dada, entonces fue el momento del inicio del arte moderno así como lo conocemos hoy en día.

adn-dada

– Algo interesante que va a tener la exposición que se va a presentar el martes es una documental sobre el DADA y los judíos, ¿por qué quisiste incorporar esta temática en la muestra?

– Los artistas rumanos que fueron parte del grupo que inicio el movimiento del dadaísmo son de origen judío de Rumania. Casi todos son de una provincia de Rumania que se llama Moldova y donde esa comunidad de judíos era muy fuerte, en esa época. Ellos estaban acostumbrados a cierto tipo de teatro que era único en Europa en ese tiempo, el Goldfaden. Marcel Ianco y Tristan Tzara fueron parte de este teatro. Estaban a punto con todas las formas de expresión que era una mezcla de música, costumbres, máscaras y con textos contemporáneos. Para esa época, casi todos los artistas de la Europa del Este, se iban para Francia por que era la cuna de las Bellas Artes. Después cuando se estaba acercando la Primera Guerra Mundial tuvieron que huir todos a Suiza, y en Ginebra formaron el famoso Cabaret Voltaire con las primeras performances en las que incorporaron el teatro judaíco-rumano.

Lo que sucedió con los inventores del dadaísmo es que emigraron a Israel hasta la Segunda Guerra Mundial por estar en peligro en Europa. En Israel hay un museo llamado «Dada Youg» que se exhibe en un kibutz y que tiene todas las obras originales que los artistas de Rumania han hecho en ese país. Es por que eso que incorpore este filme por que te esta contando toda la historia de la trayectoria de estos artistas.

– El dadaísmo nació como una rebelión a una cuestión socio-política que estaba ocurriendo en Europa antes y durante la Primera Guerra Mundial, hoy ¿el dadaísmo se transformó?

– Hoy el neo-dada no es tan rebelde, como antes, pero sigue siendo un movimiento que tiene un espíritu lúdico muy fuerte. El comentario socio-político ya no se ve afectado, como en los comienzos del dadaísmo, y y ahora te toma en broma, sin ser pesado. El neo-dadá va en esta dirección de responder a todas las realidades socio-político y económicas, pero de una manera más lúdica y libre. Al final dadá significó libertad absoluta, entonces el neo-dadá sigue con esa misma concepción.

¿Qué fue el movimiento dadaísta?

El 5 de febrero de 1916, un cabaret literario titulado Cabaret Voltaire abrió sus puertas en la Calle Spiegelgasse no.1, en Zurich, Suiza. El iniciador era el poeta y filósofo alemán Hugo Ball, acompañado por un grupo de artistas que incluía a cinco rumanos: Tristan Tzara, Marcel Janco y sus hermanos Jules y Georges, y Arthur Segal. Juntos establecieron el movimiento de arte que cambió la cara del arte moderno. Las veladas en el Cabaret Voltaire inauguraron lo que iba a convertirse en Dadá: algo “ilimitado, ilógico y eterno”. Los dadaístas afirmaban un ímpetu de la vida, el de la rebelión, de la negación y de la burla bajo cualquier forma. Esta impaciencia de vivir impregnó el arte durante el siglo pasado, desde el Surrealismo y el Letrismo hasta la Pintura de Acción y el Arte Pobre, y pervive en el Ludus de los artistas contemporáneos rumanos.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here