Israel autoriza la inmigración de venezolanos convertidos al judaísmo

Franklin Alberto Pérez Maldonado y Sahir Quintero, miembros de una de las familias que podrán emigrar a Israel (Facebook)

Franklin Alberto Pérez Maldonado y Sahir Quintero, junto a sus hijos Benazir y Ezra (foto de portada), son una de las familias que buscan emigrar. Según el portal Efecto Cocuyo, se convirtieron en 2014 en Santa Marta, Colombia, y comenzaron el proceso del «aliá» en 2016. (Facebook)

Las autoridades dijeron el martes que nueve venezolanos convertidos al judaísmo serán autorizados a trasladarse a Israel en vista de la crisis humanitaria en Venezuela, revirtiendo una anterior decisión que les impidió la entrada.

El Ministerio del Interior había rechazado inicialmente la inmigración de los nueve, diciendo que no cumplen con los criterios que aseguran que son judíos comprometidos y no sólo buscan una vida mejor en Israel.

De acuerdo con un funcionario familiarizado con el caso, había evidencia que sugiere que algunos de los solicitantes se habían convertido al judaísmo con el fin de aprovechar los beneficios sociales israelíes, incluyendo el seguro de salud. El funcionario habló en condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir el estado personal de los conversos.

Pero sus defensores argumentaron que las personas convertidas, de la ciudad venezolana de Maracay, están en peligro de muerte en medio de la escasez de alimentos en Venezuela. Afirman que el Ministerio del Interior, encabezado por el ultraortodoxo Aryeh Deri, discriminó a los conversos porque los había convertido el Movimiento Conservador, una corriente liberal del judaísmo.

Legisladores liberales posteriormente llamaron a los oficiales de Inmigración a llegar a una “solución creativa” para salvar a los judíos conversos del peligro en Venezuela.

Después de una tormentosa audiencia de la comisión parlamentaria el martes – en la cual representantes del Movimiento Conservador y legisladores liberales se enfrentaron con funcionarios del Ministerio del Interior – las autoridades de inmigración dijeron que los nueve se podían trasladar a Israel si se sometían a una nueva conversión conservadora y se unieran a una “comunidad religiosa establecida” cuando estuvieran en Israel.

La Agencia Judía, una organización no lucrativa que trabaja estrechamente con el gobierno israelí para atender a las comunidades judías de todo el mundo, dijo que les había propuesto el compromiso.

“Estoy satisfecho de que nuestro compromiso fuera aceptado por todas las partes en la sesión de hoy en la Knesset sobre el tema y que las personas en cuestión podrán venir a Israel sin demora”, dijo Nathan Sharansky, presidente de la Agencia Judía.

“Por fin, hay justicia”, dijo Franklin Pérez, líder de la comunidad venezolana, que comenzó a reunirse en los hogares de los miembros para estudiar los textos judíos hace aproximadamente cinco años. “La emoción que siento es sólo comparable a cuando nacieron mis hijos”.

Pérez dijo que se sorprendió al conocer la nueva decisión de Israel por parte de un periodista, pero que ahora está a la espera de realizar su sueño de mudarse a Israel.

La legisladora israelí de la oposición Yael Cohen Paran, que luchó en nombre de los venezolanos, alabó la decisión.

“Esto los salvará. Es increíble”, dijo, con lágrimas en los ojos. Pero ella y otros partidarios dijeron que repetir la conversión era una “ficción legal” y llamó a los funcionarios a que haya más aceptación de los judíos convertidos.

Los convertidos por los movimientos Reforma y Conservador pueden solicitar la inmigración a Israel, pero los funcionarios dijeron que el objetivo de los convertidos venezolanos no cumplían con los criterios para la ciudadanía porque no estuvieron afiliados a ninguna comunidad judía durante su conversión y por un período de tiempo después de ella. La comunidad judía más cercana a los convertidos está a dos horas de distancia, en Caracas.

El rabino Andrew Sacks del Movimiento Conservador en Israel dijo que los convertidos tomaron lecciones regulares por Skype de un rabino de Oklahoma, y no pudieron unirse a una comunidad judía establecida durante sus estudios de conversión. Sólo un tiempo después de convertirse encontraron una comunidad judía en Caracas que los aceptó, dijo.

El Rabino Juan Mejía, residente en Oklahoma, que supervisó su conversión, dijo que estaba “muy agradecido a Dios por todos los esfuerzos infatigables del movimiento conservador en Israel” al rescatar a los convertidos y llevarlos al hogar nacional judío.

“Es preocupante, sin embargo, que para hacerlo aún se les exija cumplir requisitos que no se requieren de nadie más”, dijo.

Se espera que los venezolanos convertidos se sometan a una nueva conversión y se trasladen a Israel en las próximas semanas. La Agencia Judía dijo que pagaría sus vuelos y alojamiento, y el Movimiento Internacional de Cristianos y Judíos, una organización benéfica, les proporcionará apoyo adicional durante sus primeros meses en Israel.

Los funcionarios de inmigración dijeron que los venezolanos convertidos podrán permanecer como residentes temporales en Israel, y tendrán derecho a la ciudadanía y los beneficios sociales del gobierno después de incorporarse a una comunidad religiosa en Israel durante al menos nueve meses.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Enlace Judìo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here