Tercera edición de los cursos de Ulpán: «El participante que viene a los cursos lo hace para fortalecer sus marcos comunitarios»

El departamento de Cultura de AMIA mediante su director Rab. Dr. Fishel Szlajen, junto con la Organización Sionista Mundial (OSM), mediante su coordinador Lic. Alejandro Mellincovsky, comenzará este año con la tercera edición consecutiva del Ulpán intensivo y gratuito, que se divide en tres niveles: inicial, intermedio y avanzado.

A lo largo de un cuatrimestre, los participantes saldrán con conocimientos del idioma hebreo que le permitirán desenvolverse en diferentes situaciones, aunque la idea central del Ulpán es que les sirva a aquellas personas que deseen hacer Aliá o viajen a Israel por motivos turísticos, estudiantiles o sociales. También está abierto para aquellas personas que quieran aprender el idioma. Los morim que estarán a cargo de los tres niveles son Judith Schusterman, Daniel Danilewicz y Silvi Minuchin. 

La Cadena Judía de Información Vis a Vis dialogó con el Rabino Dr. Fishel Szlajen, director de AMIA Cultura, con los morim Schusterman y Danilewicz, y con la Lic. Jeanette Corin, coordinadora de cursos del área de Cultura, quienes hablaron acerca de la relevancia que fue adquiriendo este Ulpán, el fortalecimiento de los lazos con la OSM y su sede en Argentina para la expansión de los ulpanim a lo largo de gran parte del país. 

«En el Departamento de Cultura, consideramos la enseñanza del idioma hebreo como una misión y valor esencial a gestionar desde aquí, no solamente para todas las comunidades, clubes e instituciones judías, sino también para todos los judíos no afiliados que habitan en Argentina. Por eso, además de los cursos de hebreo presenciales ofrecemos también otros virtuales para hacerlo más federal y llegar a cada rincón del país y también del exterior. El hebreo es el idioma judío por excelencia dado que es el idioma de la Torá sobre la cual se constituye el Pueblo Judío. Uno de mis maestros, ya fallecido, líder del Majón Melton en la Universidad Hebrea de Jerusalem, y del Mandel Leadership Institute, el Prof. Michael Rosenak (z”l) enfatizó siempre la importancia del lenguaje dado que refiere a los cánones, a la forma de pensar e imaginar, las premisas básicas y los procedimientos de una cultura y que le otorga a ésta una identidad específica”. Así se expresó el Rabino Dr. Szlajen acerca del por qué es importante aprender hebreo en la actualidad. 

«Hay gente que viene al curso porque quiere hacer Aliá. Hay gente que viaja por (el plan) Masá y necesita prepararse para poder hacer los cursos universitarios. Pero también tenemos aquellas personas que se acercan porque quieren aprender el idioma, porque a lo mejor no tuvieron la oportunidad de ir a una escuela primaria/secundaria donde tuvieran hebreo. Hay una multitud de gente con ganas de aprender hebreo, y la posibilidad que está dando el Departamento de Cultura y la OSM es sumamente importante y hay que aprovecharla. Es una ocasión que no se dio durante muchos años y este es el tercer período que se está implementando estas clases. Vale la pena que la gente venga a aprender de la manera que se enseña, con los libros. Hay que destacar que los morim tenemos capacitaciones no sólo en Argentina sino también en Israel para poder mejorar la didáctica para el alumnado», enfatizó Judith Schusterman, morá del nivel inicial del Ulpán.

Según información que compartió la coordinadora de cursos, Lic. Jeanette Corin, hasta el momento hay más de 60 inscriptos sólo para los kitot (aulas) de la AMIA. La inscripción continúa abierta, y se abren kitot en las diferentes comunidades del Conurbano y de Capital Federal, como así también en el interior. El Ulpán comenzó en 2015 con cuatro kitot de 30 alumnos, y hace más de un año y medio, tras la renovación del contrato, pudieron expandirse a 15 en CABA y en el interior. En el futuro, y para una nueva renovación del convenio con la OSM en el 2017-2018, esperan habilitar más de 20 kitot. 

El moré Daniel Danilewicz aseveró: «Las personas que participan son muy heterogéneas, desde más tradicionales a menos tradicionales. Cuando los judíos salieron de Egipto tuvieron mérito por tres cosas: conservar su vestimenta judía, no haberse asimilado con el medio y haber conservado sus nombres y su idioma, el hebreo. Cualquier participante que viene a hacer el Ulpán construye un denominador común que fortalece los marcos comunitarios. En la modernidad hay un montón de estímulos; inglés, Internet, etc., que debilitan las pertenencias comunitarias y no construyen contenidos y sentidos de pertenencia judíos”.

Ante la consulta de qué novedades habrá en esta tercera edición, Schusterman aseguró: «Hemos recabado mucha experiencia y la usamos para una mejora continua. Por ejemplo, el sionismo es algo muy presente en los cursos. Es más, hay una parte del curso donde hablamos sobre actualidad israelí. Siempre estamos aggiornados con el tema Israel-Argentina y nuestro país con la comunidad. Cuando se acerca una festividad hablamos sobre la misma, hacemos una ceremonia para que el alumnado pueda entender, vivir y prepararlos para que ellos puedan celebrarla. No es solamente el idioma, sino que damos una amplitud de conceptos de lo que es el judaísmo sin meternos en ideologías. Como dijo Dani (Danilewicz) tenemos una variedad de público increíble, y lo más importante es que todos se sientan cómodos».

Sobre el empleo de nuevas tecnologías para el aprendizaje, el moré de nivel intermedio, Danilewicz, contó: «El libro que usamos es una herramienta troncal, pero hace 30 o 40 años no existía la gran capacidad de utilizar la multimedia. Los recursos que provee la red nosotros los utilizamos y los facilitamos. Los alumnos se llevan sitios dónde buscar y maneras que complementen su aprendizaje más allá del curso».

 

Para inscribirse solicite el formulario a [email protected]

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here