Nicolás Wiñazki: «El gobierno K ocultó información sobre la voladura de la AMIA»

En una entrevista en los estudios de InfobaeTVNicolás Wiñazki habló sobre una de las revelaciones más impactantes de su nuevo libro Fueron por todo. Historia secreta de la Argentina K, la existencia de una misteriosa carpeta blanca que el Ministerio de Seguridad de la gestión kirchnerista guardaba con información sobre el fallecido fiscal Alberto Nisman.

«Yo accedí a una carpeta que que estaba en el Ministerio de Seguridad, una carpeta que Sergio Berni dijo ‘elimínenla’  y no lo hicieron. Yo la tuve en mis manos mucho tiempo y ahora está en la Justicia, y allí se ve cómo el gobierno K siguió a Nisman seguía la investigacion del caso AMIA. Nisman tenía el testimonio de un policia federal Pérez, alias Iosi, que admite bajo juramento haber estado infiltrado en la comunidad judía durante 20 años, que trabajaba para la policía secreta, que hacía inteligencia, y le admite a Nisman que había entregado planos, nombres y detalles de cómo era la seguridad del nuevo edificio de la AMIA, y que él creía que sus jefes lo habían usado para volar la AMIA», contó Wiñazki.

Y continuó: «El dato es muy fuerte porque lo que dice Pérez es que se lo contó a la ministra Garré, que no hace nada. Era un indicio muy claro de que el gobierno k habia ocultado eso. Y en la carpeta se ven los pasos administrativos que esto genera: Nisman pide el legajo de este agente secreto, se lo dan, efectivamente era de inteligencia, pide al jefe de la policía de entonces que le informen quién era la jefa, detectan quién era la jefa, le dan los datos, y coincide todo con lo que Pérez decía, y eso preocupa mucho al Gobierno. Esto termina en agosto del 2014 con un papel que es estrictamente confidencial y secreto que se lo envía alguien de inteligencia a la ministra Rodríguez y dice: ‘Nos metimos en un quilombo con esto«, porque le dimos todo este material al fiscal y le estamos admitiendo que hay una policía secreta que se infiltra, y esta persona dice que avisó a seguridad y nadie hizo nada».

El periodista de TN Central y Periodismo para Todos dijo además que la carpeta prueba cómo, ya con Nisman muerto, el kirchnerismo continuaba haciendo inteligencia y monitoreando a su familia. «La custodia de Arroyo Salgado le informaba al Ministerio de Seguridad no solo sus movimientos sino comentarios personales que ella hacía sobre Nisman, e información sobre la madre. Lo investigaron vivo y muerto, a él y a la familia. Hay entrecruzamientos de llamados, que no está claro entre quiénes son, del día de la muerte de Nisman, todas las salidas y entradas del país de Nisman de los últimos años. Después, cuando el fiscal Taiano tomó el caso imputó a Berni por haber estado en el lugar del hecho, haber llegado embarrado… Había 20 personas antes que llegara al fiscal… se notaba que había un seguimiento de espionaje».

1 COMENTARIO

  1. Wiñazqui, pseudo periodista, de prensa capciosa. Las fábulas de Wiñazqui.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here