Ariel Grun: «No sé quién le da el derecho a la ortodoxia a decir quién es judío y quién no»

El secretario general de Plural Jai e integrante de la Agrupación Juntos por AMIA e dialogó con la Cadena Judía de Información Vis á Vis acerca de las elecciones en la mutual, que se realizarán el 30 de abril. Grun asegura que ellos no presentaron lista «porque no está dado el marco legal». Además, se refirió a la postulación del Movimiento Conservador Masortí y cargó duro contra Pablo Reisman, Mario Sobol y Sergio Borisonik: «Tienen que pagar el costo. Ellos son responsables».

– ¿Por qué, nuevamente, Juntos por AMIA no se va a presentar en las próximas elecciones?

– Para no avalar, nuevamente, una elección que no está en el marco legal.

– Ustedes habían ofrecido establecer una comisión de saneamiento dentro de los puntos que habían solicitado, ¿qué pasó?

– El Rabino Levin dijo que no…

– Les explicaron por qué…

– No, como hacen siempre. Dicen que no porque el Rab dijo que no.

– Dentro de este contexto, ¿era necesario recurrir a la Justicia? ¿Por qué se recurrió a la Justicia?

– Creo que hay que hacer un poco de historia para ver lo que fue el in crescendo de la situación a la que llegamos hoy. Históricamente el RAT ( Asamblea Ordinaria y Extraordinaria de Representantes de Asociados de la AMIA) era para, justamente, ir y consensuar todos los puntos referentes a la institución. En el último RAT que hubo quorum fue en junio del 2014 y ahí es dónde empezó el quiebre formal. En ese RAT, se tenía que tratar la aprobación del balance del 2013 y la aprobación del presupuesto del año siguiente. Nosotros estudiando todos los papeles presentados, previo al RAT, habíamos encontrado anomalías de todo tipo y habíamos advertido que íbamos a discutir estos temas, sabiendo que no teníamos la cantidad de votos para impedir que se apruebe, pero por lo menos discutíamos y lo dejábamos asentado en el acta. En ese momento, Agustín Zbar pide que se trate todo a libro cerrado, obviamente nosotros no eramos mayoría, y terminaron aprobando todo, y se fueron sin discutir. Corrompieron el único espacio de discusión que tenía la AMIA. Lo que sucede es que ellos (por la ortodoxia) quiere el poder absoluto de la AMIA.

– ¿Qué significa que no estén dada las condiciones?

– Que no están saneados todos los puntos de la veeduría…

– ¿Por ejemplo?

– La cuota mínima no puede estar aprobada por la comisión directiva solamente. Tiene que estar aprobada por el RAT, y además ¿quién es el que define que el valor es $21?

– ¿Que los une y que los separa de la actual comisión directiva de AMIA?

– Nosotros queremos una AMIA multicolor y ellos la quieren negro nomás.

– Esa metáfora…¿qué significa?

– Hoy ellos deciden y definen qué es el judaísmo. Nosotros creemos que no tienen ese derecho. Que una persona conversa, no conversa o del movimiento conservador tiene los mismos derechos que cualquier persona…

– ¿Qué los diferencia?

– El eje central es el que te acabo de decir en la anterior respuesta. No sé quién le da el derecho de decir quién es judío y quien no, y es lo que están haciendo. En definitiva, todo este verso de los socios adherentes es eso. Como estalla parte del conflicto; cuando hay gente que iba a votar, llegaba a la urna y se encontraba que no podía votar porque era socio «A»….que además nadie explicaba qué era la «A»… si era amigo u adherente. Les cobraron la cuota todo el tiempo y jamás les informaron que no eran socios plenos y que no tenían el mismo derecho que el resto de los socios. En esta situación había 1700 personas aproximadamente. ¿Quién les arrogó ese derecho? Pero cuando pedías explicaciones te decían que no eran judíos. ¿Vos lo decidiste? ¿Por qué? Después el tema de los manejos económicos, la mayoría de los subsidios van para instituciones de la ortodoxia. Acá hay que poner un límite, decir basta.

– ¿Qué opinión te merece la postulación del Movimiento Conservador Masortí?

– El tema es quién les dio ese título. Ellos son una parte mínima de ese movimiento. Analicen la lista y se van a dar cuenta que referentes reales de instituciones hay cuatro, el resto de las instituciones no están, ni tampoco los grandes templos. Que usen el nombre está bien, tienen derecho porque son parte del movimiento conservador, pero no corresponde que se digan que son todos del movimiento porque no lo son.

– Teniendo en cuenta el avance del antisemitismo y la judeofobia, ¿qué tiene que suceder para que la dirigencia comunitaria deje de lado sus diferencias y trabaje en pos de la unidad?

– Sentarse a dialogar. Pero para el diálogo se necesitan dos partes dispuestas a consensuar y hay una que no lo está, la ortodoxia, específicamente el Señor Levin. Hubo infinidad de charlas con referentes de la ortodoxia donde te levantabas de la reunión con un principio de acuerdo, pero al día siguiente nos llamaban y nos decían que el Rab. Levin dijo que no. ¿Cómo haces? Para las elecciones del 2016, que terminaron suspendidas dos veces, se propuso una lista de consenso de acuerdo a los porcentajes de la elección anterior, donde estaban representados todos los sectores proporcionalmente, y como primera minoría a la ortodoxia le tocaba la presidencia. Ellos dijeron que no, lo mismo que dijeron en el 2013, cuando Avodá traicionó a sus electores, eso también hay que aclararlo. La ortodoxia, que era la primera minoría, no la mayoría absoluta, quería tener la mitad más uno, para tener el control. No están dispuestos a dialogar ni consensuar. Ellos quieren decidir y manejar la AMIA como quieren, que es lo que están haciendo hoy. Además quiero aclarar que Mario Sobol, Pablo Reisman y Sergio Borisonik se tienen que hacer cargo y asumir el costo. Ellos son responsables de esto. Ellos no deciden, pero con su silencio están avalando lo que está haciendo la ortodoxia.

– En términos institucionales y de actividades ¿qué hizo bien la conducción de la ortodoxia?

– ¿Qué hizo bien? La Bolsa de Trabajo de AMIA era de las principales en Argentina y hoy dejó de serlo. Desde que asumió la ortodoxia. En cuestiones culturales, sí siguen haciendo las actividades para la tercera edad, que no pueden dejar de hacerlo porque tendrían un problema grave, pero ¿bien hecho? (piensa)…nada.

¿Qué les vas a reconocer si vos tenes un sector que decide quién es judío y quién no, decide que todos los subsidios van a instituciones ortodoxas, que no están dispuestos a consensuar nada…¿qué les puedo decir que hicieron bien? La Bolsa de Trabajo la hicieron pelota…insisto era de las más importantes de Argentina y hoy está muerta. Esto lo digo a título personal no por la agrupación que represento, yo no sé si no fue un plan específico porque muchos de los adeptos que toma la ortodoxia es por la ayuda que le brinda.

– Es muy maquiavélico tu pensamiento.

– Yo no lo sé. No lo puedo probar.

– ¿Qué va a suceder con las elecciones?

– El INAES está decidiendo. Por lo pronto, este organismo intimó a la AMIA a que resuelva de una vez por todas los puntos de la veeduría, que ustedes saben que ese informe fue lapidario para la mutual. Estamos hablando desde socios menores de edad hasta muertos. Falta de libros contables, no asentaron la deuda de los socios en los balances, el Estatuto dice que a los tres meses de que un socio no paga hay que mandarle una carta documento para que resuelva su situación y sino hay que suspenderle su status social. Resulta ser que eso no lo hicieron porque nos desayunamos que los 4590 socios que los pusieron al día tendrían que haberlos suspendidos o haber pagado las cuotas que no pagaron. Entre gallos y medianoche, te mandan la exención de deuda, pagas y podes votar de nuevo. Eso fue un plan pergeñado, no fue casualidad. Utilizaron los peores mecanismos de la política nacional y hasta del kirchnerismo para mantenerse en el poder de la AMIA. Agotamos todos los caminos previos a la Justicia. Además, quiero remarcar, que si nosotros hubiéramos querido hacerle un daño a la institución le pedíamos la intervención en la época de Cristina Kirchner. Ahí hubiéramos tenido una intervención en dos días.

4 COMENTARIOS

  1. Habria que preguntarle a este señor qué quiere de la amia, que sea una institución judía, por lo tanto manteniendo el rumbo histórico de la institución, fomentando la educación judia y el cuidado de los preceptos de nuestra tradición o simplemente un lugar político que le permita llegar a poderes Nacionales dejando de lado el objetivo primordial de ser la institución JUDIA que de rumbo a toda nuestra comunidad?

  2. Es una verdadera vergüenza que dentro de la misma comunidad haya divisiones y discrepancias que lleven a que los ortodoxos discriminen a los conservadores.

  3. Me sorprende el modo de expresarse de Ariel Grun. Es estremecedor leer que Plural Jai y Agrupación Juntos por AMIA propusieron una comisión de saneamiento para limpiar AMIA (¿alguien se puso a pensar qué significado tiene esta consideración?). La Real Academia Española define a Saneamiento como: Conjunto de técnicas y sistemas destinados a mejorar las condiciones higiénicas de un edificio, una comunidad o una ciudad. Por otra parte tampoco está claro qué entiende Ariel Grun por judío. Por eso es necesario distinguir: una persona es judía o no es judía, es cristiana o no es cristiana.

  4. La unica verdad que ha dicho este sujeto es cuando dijo «No sé…» Esa es la verdad , no sabe y por lo tanto no debería opinar. Es una verguenza que se exprese acerca del Rabino Levin con semejante irrespetuosidad y que este individuo pretenda tener un cargo en la AMIA.Es facil imaginar cuales serian las consecuencias. Pero es muy gracioso (humor negro) que acuse irregularidades en la institucion que han sido la regla durante el gobierno de dirigentes a los que él mismo apoya. Parece que para presentarse o ser judio hay que preguntarle a Grun lo que se debe hacer. Quien es este individuo? Donde se formó ? Que trayectoria tiene? Por favor empiece por respetar , despues estudiar y luego, luego, luego vea si puede opinar.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here