Se hizo viral la imagen de una mujer judía consolando a un niño con autismo en un avión

Las imágenes muestran a Rochel Groner, emisaria de Jabad, sosteniendo y consolando al niño angustiado en un vuelo de Bruselas a Nueva York.

Tras una hora de vuelo, el niño comenzó a llorar y gritar sin que nadie pudiera consolarlo: “Sus gritos se escucharon en todo el avión y se podía sentir la tensión en los demás pasajeros. Nadie decía nada, pero era una situación bastante inusual”, escribió el marido de Rochel, el rabino Bentzion Groner, en un post de Facebook, que había acumulado cerca de 4.000 likes desde el lunes por la tarde. La pareja, ambos emisarios de Jabad en Carolina del Norte, volvían de Israel vía Bélgica luego de dirigir un viaje de Birthright Israel.

“Sentí que tenía que hacer algo porque nadie iba a hacerlo”, dijo Rochel Groner, de 33 años. “No sabía si alguien se levantaría y le gritaría a este chico o si harían un aterrizaje de emergencia.”

Groner se acercó al pequeño y le extendió la mano. El niño parecía tener unos 8 años de edad, estaba sentado al lado de su madre, que llevaba un jihab (pañuelo tradicional que usan las mujeres musulmanas para cubrirse la cabeza) y hablaba poco inglés.

“Las lágrimas corrían por sus mejillas”, dijo Groner. En base al comportamiento del chico, Rochel quien dirige dos organizaciones que ayudan a niños y jóvenes con necesidades especiales, supuso que era autista.

“Le tendí la mano y él simplemente la tomó y dejó de llorar “, dijo. “Caminamos por el pasillo hasta llegar a la parte trasera del avión. Lo senté sobre mis piernas, lo abracé y empecé a mecerlo. Se calmó.

Luego Rochel trazó sus manos en una bolsa de papel mientras jugaban con el celular. Después de unas dos horas, el chico se levantó y regresó con su madre.

“Fue hermoso ver su transformación. Lo que le había estado molestando había desaparecido. Se había reconfortado”, dijo.

“La mayoría de los pasajeros quedaron asombrados pero ellos no saben que esta es la vida de Rochel”, escribió su marido en el post de Facebook. La pareja dirige dos organizaciones en Carolina del Norte que atienden a jóvenes con discapacidades: Frienship Cicle y ZABS Place, una tienda de segunda mano que ofrece capacitación y empleo a jóvenes con necesidades especiales.

 

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here